Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

El airbag exterior para impactos laterales que reduce las lesiones hasta un 40%

El airbag tiene la capacidad de reconocer una colisión y desplegarse en apenas 150 milisegundos

El vídeo muestra cómo funciona el airbag exterior. / YouTube

Tras cinco años de desarrollo, la firma alemana Mercedes-Benz patentaba, en octubre de 1971, el airbag. Una bolsa de aire, incorporada por primera vez en el Mercedes-Benz Clase S W126 de 1981, diseñada para amortiguar el impacto de los ocupantes del vehículo contra el mismo en caso de colisión.

A día de hoy, todos los vehículos cuentan con una de estas bolsas de aire situada bajo el volante. De hecho, es obligatorio desde 2006. El airbag evita las muertes de conductores en un 14% y los daños en los pasajeros en un 11%, por lo que se ha convertido en una de las mejores armas para hacer frente a todo tipo de colisiones. Desde entonces, las distintas compañías trabajan en nuevos tipos de airbag para reducir todavía más las lesiones en caso de impacto.

Reduce las lesiones hasta un 40%

Actualmente existen diversos tipos de airbag. Desde los frontales, situados en el volante y en el salpicadero, hasta los laterales, los airbags de cortina o los de rodilla. También otros como los airbags posteriores, los de cinturón y los de peatones. A todos estos hay que sumarle uno exterior, desarrollado por ZF Friedrichshafen, diseñado para impactos laterales.

A finales del año pasado, la firma alemana presentaba unas bolsas de aire gigantes, situadas en los ejes del vehículo, capaces de reducir hasta un 40% las lesiones sufridas por los ocupantes en un impacto lateral. Un airbag, capaz de reaccionar en apenas en 150 milisegundos cubriendo el 99,94% del entorno del vehículo, que reacciona a todo tipo de impactos gracias a un complejo sistema de cámaras radares y láseres que cubren la totalidad del vehículo.

El airbag estará listo para 2023

Medio año más tarde, la firma revela cómo funciona a través de un vídeo. Según ha dado a conocer ZF, el airbag se abre cuando los sensores detectan una colisión. Todo ello gracias a una serie de algoritmos y el software del sistema, quienes decidirán si poner en marcha el airbag o no en caso de una posible colisión lateral.

Gracias a ello, la firma alemana asegura que se puede reducir hasta en un 30% el impacto del vehículo u otro objeto contra la carrocería y hasta en un 40% la gravedad de las lesiones a los pasajeros. ZF espera que el airbag externo estará listo de cara a 2023. Hasta entonces, continuarán puliendo el sistema para hacer un producto mucho más seguro que pueda salvar millones de vidas en el futuro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?