Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un narcotraficante se disfraza de su hija para intentar escapar de la cárcel

El brasileño había planeado dejar a su hija de 19 años dentro de la cárcel

El hombre fue detenido tras intentar escapar. /

El narcotraficante brasileño Clauvino da Silva, uno de los líderes de la organización criminal conocida como Comando Vermelho, trató de fugarse el pasado sábado de la cárcel de alta seguridad Bangu 3 (Rio de Janeiro), donde cumple una condena de 73 años y 10 meses de prisión. Pero no lo haría cavando un túnel, limando los barrotes o saltando un paredón, sino saliendo por la puerta principal ante la atenta mirada de los funcionarios.

Para ello se vestiría de mujer. Concretamente de su hija de 19 años, quien visitó ese mismo día al también conocido como Baixinho. Después de que la hija se reuniera con su padre, esta se intercambió la ropa con el mismo y le ofreció una peluca, unas gafas y una careta de silicona. De esta manera, el hombre salía de la celda acompañado de varios celadores mientras la hija se quedaba en el interior de la misma.

El narcotraficante ha sido transferido a una celda de máxima seguridad

Sin embargo, la actitud sospechosa del Da Silva le delató. Según ha dado a conocer el Secretario de Estado de la Administración de Prisiones de Río, los celadores consiguieron desenmascararle antes de que este pudiera salir de la cárcel. Tras este suceso, la policía ha compartido varias imágenes del disfraz de Da Silva, e incluso un vídeo en el que se puede ver la transformación del recluso.

Después del fallido intento de huida, el narcotraficante ha sido transferido a una celda de máxima seguridad, donde se enfrentará a sanciones disciplinarias. Por otro lado, las autoridades también investigan a la joven de 19 años por su presunta participación en la huida de su padre y otras siete personas que podrían estar involucradas en la huida.

Ocho personas detenidas

Según recogen medios locales, las autoridades han detenido a otros siete visitantes de la prisión, entre los que se encuentra una mujer embarazada. Tal y como explica Globo, la policía sospecha que la máscara y las gafas que utilizó Clauvino da Silva para su intento de fuga llegaron a la cárcel mediante la visitante embarazada, quienes no son registradas al acceder a prisión.

Las autoridades aseguran que el intento de fuga de Da Silva fue un "acto de desesperación". Durante los últimos meses, los inspectores penitenciarios han aprehendido más de 7.300 teléfonos móviles, joyas y dinero dentro de la prisión. Todo ello para controlar cualquier intento de escape. Por esa misma razón, el narcotraficante brasileño intentó escapar a la desesperada haciéndose pasar por su hija. Sin embargo, no salió bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?