Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Islandia se despide del glaciar Ok

En la cima del volcán Okjökul se colocará una placa para homenajear al primer glaciar islandés en perder su estatus y avisar de que en los próximos 200 años todos los glaciares pueden correr la misma suerte

El próximo 18 de agosto un grupo de científicos se reunirán en la cima del volcán Okjökul (conocido como Ok) para dar su último adiós su icónico glaciar, que se ha ido derritiendo en el siglo XX y fue declarado oficialmente muerto en 2014. Islandia se queda sin uno de sus 400 glaciares, mientras el resto va perdiendo superficie (el 7% en los últimos 20 años). 

La NASA ha publicado unas imágenes del Okjökull de las últimas décadas para demostrar gráficamente hasta a los más incrédulos que esto del calentamiento global no es ninguna broma: de los 38 kilómetros cuadrados a principios del siglo XX hoy apenas queda una mancha de hielo de menos de un kilómetro cuadrado.
Las imágenes de satélite publicadas ahora muestran el glaciar durante la última parte de su declive, el 14 de septiembre de 1986 y el 1 de agosto de 2019.

Las áreas de agua azul que quedaron tras el deshielo probablemente sean consecuencia de la masa de aire cálido que golpeó a Islandia desde Europa continental a fines de julio, según la NASA.

En 1986 el Ok era todavía un bloque sólido, justo al norte del cráter del volcán completamente nevado. / Joshua Stevens (NASA Earth Observatory images)

En agosto de 2019 ya solo quedan finas salpicaduras de hielo. / Joshua Stevens (NASA Earth Observatory images)

La desaparición de este glaciar no es solo cuestión de la reducción de su área. Los glaciares se forman a partir de la nieve que se compacta con el tiempo, formando hielo que se desplaza por su propio peso. El Okjökull ha adelgazado tanto que ya no tiene suficiente masa para fluir: un glaciar estancado es un glaciar muerto.

Okjökull, también llamado Ok (jökull es islandés para "glaciar"), era parte del grupo Langjökull, uno de los ocho grupos de glaciares de Islandia. El hielo, que cubre un 10% de la superficie de las Islandia, es una parte integral del paisaje de la isla. La pérdida de hielo glacial tiene graves daños colaterales, con el potencial de afectar los recursos hídricos.

Los científicos afirman que otros glaciares han desaparecido de Islandia antes, pero ninguno tan ceremoniosamente como el Okjökull: los antropólogos de la Universidad de Rice han realizado un documental sobre la desaparición del glaciar y se instalará una placa conmemorativa en el lugar del antiguo glaciar. RIP

'Carta al futuro', la placa que se colocará para recordar la desaparición del glaciar Ok. / Rice University Press Release

Aceleración del deshielo en el Ártico

Los fenómenos extremos recientes en el Ártico, con altas temperaturas, sequía y aceleración del deshielo, preocupan a los expertos, que apuntan a la alarmante evolución en los últimos años y la vinculan con el cambio climático.

En toda Groenlandia, que posee la segunda capa de hielo más grande del mundo después de la antártica, se han registrado temperaturas superiores a la media en junio y julio, a la vez que las precipitaciones se han situado en mínimos históricos.

"Estos fenómenos se producen de vez en cuando, pero la ola de calor procedente de Europa a finales de julio supuso un empujón adicional", según explicó a EFE explica Ruth Mottram, climatóloga del Instituto Meteorológico Danés (DMI), que tiene varias estaciones en Groenlandia, territorio autónomo de Dinamarca.

Un período largo, desde abril, con calor persiste y sequía, precedido por un invierno seco, hizo que la nieve se derritiera más rápido y que cuando llegó la ola de calor se acelerase el deshielo.

El casquete glaciar groenlandés perdió en un día a principios de este mes 11.000 millones de toneladas, cifra récord, más del doble de la media diaria en la época de deshielo; y aunque se ha reducido progresivamente el ritmo, aún supera lo habitual en la época.

Mottram admite que, aunque a corto o medio plazo las variaciones meteorológicas pueden fluctuar de un año a otro, las predicciones apuntan a que estos fenómenos ocurrirán más a menudo y que continuará aumentando el derretimiento de la capa de hielo ártica.

Los datos de la capa de hielo marino son aún peores: desde mitad de julio su extensión es un 4 % menor que la del año récord de 2012 y todo apunta a que se mantendrá esa línea cuando finalice el deshielo en mes y medio, según el climatólogo y líder del noruego Centro Medioambiental Nansen Sebastian Mernild.

Más que esos datos a Mernild le preocupa la tendencia de las últimas tres décadas, aunque la aparición de fenómenos extremos es "la primera señal" de que hay un cambio climático en marcha.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?