Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La guerrilla urbana en Barcelona recomienda lanzar a la policía cócteles para derretir su traje

Según fuentes de la lucha antiterrorista, los jóvenes violentos que han protagonizado los últimos incidentes utilizan el conocido manual 'Black Bloc' que usan los anarquistas violentos en Europa

La guerrilla urbana de Barcelona recomienda lanzar cócteles molotov a la policía porque su traje se derrite a 130 grados /

Los jóvenes violentos que durante los tres últimos días han protagonizado los altercados callejeros en Barcelona utilizan un manual conocido por la policía europea que se llama Black Bloc y que usan los anarquistas violentos que actúan en Europa en citas de carácter internacional. Según fuentes de la lucha antiterrorista este programa que ha sido adaptado a las circunstancias concretas del conflicto catalán está siendo distribuido entre los violentos que llevan tres noches actuando en diferentes puntos de Cataluña.

El objetivo fundamental es enfrentarse y repeler los ataques de la Policía Nacional y de los Mossos y para eso se centran en la figura de los UIPS, los agentes de las Unidades de Intervención Policial de la Policía Nacional y de los GRS, los Grupos de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil. Instruyen sobre su equipamiento, su forma de organización, las diferentes formaciones policiales que utilizan como "la formación en guardia doble para capturar líderes y evacuar heridos o desmontar barricadas" y el material con el que hacen las cargas policiales como escopetas de pelotas y de gas.

Portada de 'Black Bloc', el manual de la guerrilla urbana en Cataluña. / Cadena SER

Este programa Black Bloc, adaptado a España, es un auténtico manual de guerrilla urbana. Recomienda formar grupos de entre 4 o 5 personas, nunca de una forma jerarquizada aunque si con un delegado que establezca objetivos comunes e instruye por ejemplo acerca de rehuir "un enfrentamiento frontal con los UIPS". "Cuando los UIPS se repliegan en equipos más pequeños (equipos operativos) , cuando marcan su perímetro de seguridad y tienen que recargar las pistolas de pelotas, en ese momento hay que atacar", subraya el manual. "El número de manifestantes activos debe ser de 2 o 3 por cada policía y si nos tenemos que enfrentar a un grupo operativo de 50 efectivos debemos ser entre 100 y 150 porque menos sería un error".

Otro de los apartados más llamativo tiene que ver con como atacar los objetivos. La guerrirra urbana en Barcelona recomienda lanzar a la policía cócteles a 130 grados para derretir su traje o "lanzar cohetes a los helicópteros" para poder escapar y si se puede en metro. "Es muy efectivo volcar los contenedores de botellas, así se proporciona munición a decenas de manifestantes durante una hora" y para lanzar cócteles molotov lo más fácil es "utilizar una botella de cristal de medio litro, llenar tres cuartas partes con gasolina, cerrar bien la botella y atar una tira de trapo en el cuello del recipiente".

A la quema de vehículos que hemos visto estos días se dedica un apartado amplio. "Se realiza para retrasar el avance de la policía aunque solo lo recomendamos en caso de extremo peligro para los activistas". Lo más efectivo dicen es "cruzar coches entre varios manifestantes (mínimo 4 o 5) agarrar el coche por uno de los extremos y levantar". Esto ralentiza el avance de los furgones de antidisturbios y da tiempo a los manifestantes para pensar y reorganizarse. Y para descentralizar la acción se recomienda "crear diferentes focos autónomos de resistencia, desbordando el esquema represivo de los antidisturbios y esto se consigue moviéndose en grupos pequeños haciendo más difícil la localización por parte de los helicópteros".

Se da mucha importancia también a la vestimenta y utensilios que tienen que llevar ellos. "La capucha es indispensable para protegerse, hay que llevar varias camisetas de diferente color y una bufanda mojada con vinagre o Coca-Cola para evitar el ardor que provoca el gas lacrimógeno". Además hay que utilizar guantes resistentes al calor para devolver los botes de humo a la policía. En cuanto a la ropa el manual advierte de que no son convenientes los géneros como la franela o similares ya que la transpiración potencia el efecto del gas.

Los capítulos finales están dedicados a como protegerse de los "golpes policiales" y como actuar si eres detenido. "Una vez caído al suelo es conveniente adquirir la postura fetal con el lado izquierdo más cerca del suelo para proteger el bazo, porque un golpe en el bazo puede producir una hemorragia interna que puede matar". Y para los detenidos la advertencia es "nunca testificar ante la policía y saber que ante un registro existe el derecho de estar presente".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?