Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Pedro Sánchez se compromete a no hacer "una gran coalición con el PP"

El jefe del Ejecutivo en funciones y candidato del PSOE a la reelección ha retado al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a que aclare también si está dispuesto a bloquearle una quinta vez

Pedro Sánchez se compromete: "No vamos a hacer ninguna gran coalición con el PP" / ATLAS

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha asegurado este viernes en Vitoria que el PSOE no hará una "gran coalición con el PP", como ha vaticinado el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. La campaña electoral de los socialistas se centrará en movilizar el voto útil.

Sánchez se ha comprometido a no pactar con los populares en un acto con candidatos vascos celebrado en un hotel de Vitoria, ciudad que también visitará este mismo viernes el líder del PP, Pablo Casado. Ha asegurado que los votantes progresistas no tienen que tener "ningún temor" porque no van a "hacer ninguna gran coalición con el PP". Por otro lado, también le ha lanzado un mensaje a Pablo Iglesias, a quien le ha preguntado: "¿Va a seguir usted bloqueando un Gobierno progresista liderado por el PSOE por quinta vez? Creo que los votantes progresistas se merecen una respuesta clara por parte de Iglesias", ha señalado. Horas antes, Unidas Podemos arrancó la campaña empeñada en el gobierno de coalición.

En las generales del 28 de abril, el PSOE pasó de cuarta a segunda fuerza en el Territorio de Álava, en parte por el descenso de los morados, que aun así consiguieron un escaño, al igual que el resto de formaciones que tuvieron representación (PNV y EH Bildu). El mensaje lanzado este viernes por Sánchez busca seguir creciendo a costa de Unidas Podemos, a los que acusa de haber participado, junto a los partidos de la derecha, en el bloqueo del único gobierno posible tras los comicios de abril.

Sánchez ha recordado cómo Podemos, en su corta vida, ha votado en los últimos cuatro años cuatro veces contra la formación de un Ejecutivo progresista liderado por el PSOE, contribuyendo así a la 'provisionalidad' que caracteriza a la política española en los últimos años. Por eso el líder socialista argumenta que el principal problema al que se enfrenta España "se llama bloqueo", dado que para poder enfrentar desafíos como la creación de empleo digno, la lucha contra el cambio climático o la revalorización de las pensiones es preciso antes que nada tener un Gobierno "fuerte".

A pesar de que todas las encuestas coinciden en situar al PSOE como primera fuerza, Sánchez ha pedido no confiarse porque a día de hoy los socialistas tienen el mismo número de votos que el resto de formaciones, esto es, cero. Por eso ha pedido "pelearlo" y ha advertido de la "campaña sucia" que ha puesto en marcha el PP en redes sociales, haciéndose pasar en Facebook, Twitter y Whatsapp por votantes de izquierdas desencantados que comparten con otros su intención de no ir a votar o, en todo caso, de no apoyar al PSOE. "Un esfuerzo más",  ha rogado, para no volver a ser llamados en cuatro años a unas elecciones generales.

Como ocurriera este jueves en Sevilla, Sánchez ha vuelto a coincidir el mismo día en la misma circunscripción con el líder del PP, Pablo Casado, que en las generales del 28 de abril no consiguió escaño alguno en el País Vasco, un hecho que le sirve al PSOE para argumentar que los 'populares' no están en condiciones de representar un proyecto para toda España, dado que en Cataluña sólo tienen un diputado, de los más de 40 que aporta esta comunidad.

En Cataluña: ley y diálogo

Sánchez ha aprovechado para reivindicar la fórmula que propone él para superar la crisis de convivencia en Cataluña y que tiene que pasar "por la legalidad y el respeto a la Constitución y el orden estatutario". Pero ve necesario también que el independentismo haga "autocrítica" y admita que "ha engañado a la ciudadanía catalana" haciéndoles creer que la independencia era posible. Sánchez ha esperado que "ojalá" en un momento dado surja en el independentismo un líder que reconozca que la secesión no es posible y que es preciso iniciar un diálogo con la otra parte de Cataluña no independentista, donde se requeriría un líder "dispuesto a dialogar" como representa el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Sánchez ha estado arropado en este acto, celebrado en un hotel de Vitoria, por su ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, a la que ha calificado de "excelente", así como por la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, y los miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE Patxi López y Odón Elorza, entre otros. Desde Vitoria, Sánchez se ha desplazado a Logroño, donde ha dado un paseo por la conocida calle Laurel y por la tarde da otro mitin en Pamplona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?