Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

Ciudadanos

Los que quedan en Ciudadanos

En la cúpula naranja permanecen de momento algunos miembros, como Fran Hervías o Carlos Cuadrado, que resisten a pesar de la oleada de críticas internas

Desde las pasadas elecciones de abril, han dejado el partido varios políticos destacados

Desde las pasadas elecciones de abril, han dejado el partido varios políticos destacados / J.J. Guillén (EFE)

La dimisión de Albert Rivera como presidente de Ciudadanos tras la debacle electoral del 10-N hizo poner las miradas inmediatamente en los dos dirigentes que han sido su mano derecha e izquierda en los últimos años: José Manuel Villegas y Fernando de Páramo. De la quema se salvó Inés Arrimadas cuyos compañeros no tardaron en generar un rápido cordón sanitario para evitar que el único tallo con posibilidad de supervivencia dejara de recibir el agua necesaria.

Con Arrimadas bendecida y encaminada hacia la presidencia del partido, las preguntas y comentarios sobre el futuro de Villegas y de Páramo no se han dejado de escuchar estos días en la sede naranja de la calle Alcalá de Madrid. Pues la respuesta llegó este jueves: también se van y, además, reconociendo errores.

Así que ahora, superado el segundo escalón más próximo a Rivera, las miradas están puestas en el siguiente peldaño. En concreto, los sectores más críticos en Ciudadanos apuntan claramente al secretario de Organización del partido, Fran Hervías, y al responsable de las cuentas internas, Carlos Cuadrado. Los dos también han sido parte del difunto núcleo duro de Rivera.

En torno a Fran Hervías hay una verdadera revolución interna. Una gran masa de afiliados (y algunos cargos locales y autonómicos) piden claramente su cabeza en los chats internos del partido. A Hervías le acusan, según se cuenta en estos canales de Telegram y WhatsApp, de haber sido el responsable “de la limpia” que Rivera pilotó para colocar en puestos destacados y menos destacados a sus propios fichajes. Una afectada asegura a esta redacción que de esta forma “se dejó de lado el trabajo de muchos años que los cargos se habían fraguado para levantar Ciudadanos”.

Fran Hervías, en una foto de archivo / Daniel Rodríguez

El aluvión de críticas es tal que esta semana los canales oficiales del partido, los que controla la dirección, se vieron obligados a enviar un mensaje donde se acusa “a la prensa y a muchos críticos” de estar haciendo “leña del árbol caído” y de “ir a por nuestro querido Fran Hervías”. Incluso en ese mensaje se señala a la periodista de El Confidencial y colaboradora de la Cadena SER, Isabel Morillo, como “crítica con Ciudadanos”.

El texto pide a afiliados y cargos que se pronuncien públicamente en Twitter a favor de Hervías, “dedicándole unas palabras de agradecimiento” nombrándolo y añadiendo un hastag determinado. “Se lo debemos y se lo debéis”, añade el mensaje. Las redes se han llenado de menajes tratando de contrarrestar el efecto de las críticas internas.

Sea como sea, Hervías está totalmente apartado de la exposición pública. Este viernes, el partido llegó a suspender una asamblea extraordinaria y urgente en Granada a la que habían sido convocados todos los coordinadores y miembros de las juntas directivas locales, concejales y resto de cargos públicos de esa provincia. En esa asamblea se había anunciado la presencia de Fran Hervías. Este jueves el partido remitió otro mensaje anunciado que había quedado “SUSPENDIDA”.

El entorno de Hervías asegura que “no tiene información” de las intenciones que vaya poder adoptar. Y ya el pasado jueves, fuentes cercanas a José Manuel Villegas aseguraron que “el cupo de dimisiones estaba cubierto ya”.

Tampoco se sabe el futuro de Carlos Cuadrado, siempre defendido a ultranza por Rivera ante algunos procesos judiciales a los que se ha enfrentado estos años por asuntos relacionados con su actividad privada anterior a la entrada en política.

Cuadrado es quien conoce a fondo las finanzas de Ciudadanos y quien tiene el encargo de realizar “los ajustes” necesarios para acomodar al partido a la nueva situación económica. Situación sobrevenida por el pronunciado descenso en el número de diputados en las pasadas eleciones: 47 escaños menos. Eso afectará a las subvenciones que reciba el partido aunque su dirección interina asegura que los ajustes “no serán traumáticos”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?