Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La ONU alerta de la necesidad de recortar el 7% anual del C02

Esta es la dura advertencia del nuevo informe del PNUMA, que se acaba de publicar y que exige a la comunidad internacional multiplicar por cinco las promesas de reducción de este tipo de gases realizadas hasta hoy

Una autopista cercana a Nueva Delhi (India), el pasado 14 de noviembre. / ()

Según un nuevo informe del PNUMA, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, hay que multiplicar por cinco los recortes de gases con efecto invernadero para poder evitar que la temperatura media de la Tierra suba más de un grado y medio, el límite máximo recomendado por los científicos.

La concentración en la atmósfera de los gases que están provocando el cambio climático ha batido un nuevo récord histórico porque las emisiones mundiales siguen creciendo un 1,5% anual.

Sin embargo, estas emisiones tendrían que reducirse un 7%, cada año y durante toda la próxima década, para evitar que la temperatura media de la Tierra supere un aumento de grado y medio, como pide el comité de científicos de la ONU para poder evitar los impactos más graves del actual recalentamiento del planeta.

Más impactos

De lo contrario, este informe de la ONU pronostica que con los compromisos voluntarios recogidos en el Acuerdo de París (firmado por 196 países) la temperatura media subirá más de 3 grados y esto provocará más olas de calor y episodios de lluvias torrenciales en todo el mundo.

"Nuestro fracaso colectivo para actuar de manera temprana y dura contra el cambio climático significa que ahora debemos realizar recortes profundos a las emisiones, más del 7% cada año”, ha asegurado Inger Andersen, el director ejecutivo del PNUMA.

El IPCC, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, ya advirtió que ir más allá de 1.5 °C aumentará la frecuencia e intensidad de los impactos climáticos, como las olas de calor y las tormentas en todo el mundo.

Aumentar los recortes

En cambio, sólo cinco países del G20 (que emiten el 78% de todos los gases con efecto invernadero) “se han comprometido con un objetivo de cero emisiones a largo plazo”, destaca también este informe del PNUMA.

Y ya no hay excusas, porque el PNUMA afirma que todas las naciones deben aumentar, de forma sustancial, sus objetivos de reducción de gases, como el C02 o el metano.

Este informe revela que las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado un 1,5% anual durante la última década y que en 2018 alcanzaron un nuevo máximo de 55,3 gigatoneladas de CO2 equivalente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?