Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 24 de Enero de 2020

Otras localidades

La Policía trata de determinar si el lanzamiento de la granada al centro de menores inmigrantes es delito de odio

Los agentes de la Brigada de Información continúan practicando diligencias a la espera del informe final de los Tedax

La Policía no tiene identificados de momento a ningún autor o autores del ataque

Residencia de Primera Acogida de Hortaleza / ()

Todas las hipótesis están abiertas y los agentes siguen varias líneas de trabajo sobre el ataque con una granada contra el centro de menores de Hortaleza: desde sectores ultras y de extrema derecha hasta las bandas latinas, ya que en alguna redada se les han intervenido este tipo de artefactos y el centro ya había sufrido ataques xenófobos.

La Brigada de Información de Madrid, a cargo de la investigación, ha tomado ya declaración a numerosos empleados del centro y a testigos para delimitar quién está detrás del ataque y determinar si se puede investigar como un delito de odio contra los menores inmigrantes de Hortaleza.

De momento, no han localizado al atacante o atacantes por las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y tampoco siguen la pista de ningún autor o autores en particular. Los agentes están a la espera de recibir el informe de los Tedax (Técnicos en Desactivación de Explosivos), clave para rastrear el origen de la granada, el lote al que puede pertenecer, o la antigüedad del artefacto.

Según fuentes de la investigación, se ha descartado que sea un modelo utilizado en España y apuntan a que es de fabricación rusa o procedente de Europa del Este.

Hasta el momento se sabe que la granada es de entrenamiento, llevaba poca carga y no tenía espoleta, de manera que no hubiera podido explotar. Iba acompañada de un paquete envuelto con plástico y celofán, con clavos y tornillos, a modo de metralla, como se aprecia en la imagen.

Los agentes recibieron el aviso a las 8:45 de la mañana de ayer por uno de los trabajadores de seguridad del centro de menores de Hortaleza y sobre las once, los artificieros de la Policía pudieron detonar el artefacto de manera controlada. La granada se encontraba en el patio y los agentes apuntan a que fue arrojada por encima de los muros del recinto desde el exterior.

Durante las primeras horas de investigación, trascendió que el centro había recibido una llamada amenazante minutos antes de localizar el artefacto explosivo, término que ahora niegan distintas fuentes de la investigación consultadas por la Cadena SER.

La Brigada de Provincial de Información, especializada en materia antiterrorista, continuará con las diligencias durante la mañana y lo judicializará una vez concluya el atestado inicial.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?