Martes, 22 de Septiembre de 2020

Otras localidades

La Guardia Civil expulsa "en caliente" a Marruecos a las 42 personas que habían llegado esta madrugada a las Islas Chafarinas

En el grupo hay 26 mujeres y dos niños de 3 y 4 años

El Colectivo Caminando Fronteras condena esta práctica "ilegal" del Gobierno español que contraviene las convenciones de la ONU y nuestra propia legislación

La Delegación del gobierno en Melilla asegura que ha sido Marruecos quien ha "rescatado" a estas personas

Imagen difundida en Twitter de personas protegiéndose del frío.

Imagen difundida en Twitter de personas protegiéndose del frío. / HELENA MALENO (CAMINANDO FRONTERAS)

Según los propios migrantes, en contacto con el Colectivo Caminando Fronteras, han sido los agentes del Instituto Armado los que han expulsado a este grupo a las costas marroquíes pasadas las 4 de la tarde de este 3 de enero. En el grupo hay nacionales de Bangladesh, Guinea Conakry, Costa de Marfil o Etiopía según la ONG.

En el grupo, que había llegado en patera en torno a las dos de la madrugada a las islas de soberanía española, hay 26 mujeres y 2 niños de 3 y 4 años, “uno de ellos bastante enfermo” según Helena Maleno, portavoz de Caminando Fronteras, que “condena estas devoluciones en caliente, incluidas personas enfermas, al llegar a tierras marroquíes algunos han sido llevados en ambulancia a un hospital marroquí dado su mal estado de salud. Hay que condenar este tipo de prácticas que violan derechos internacionales como el derecho de asilo y las propias leyes nacionales. Condenar explícitamente y pedir responsabilidades al gobierno español y también que se restablezcan los derechos de estas personas, que han sido hoy terriblemente violados“, reclama Maleno en declaraciones a la SER.

Los migrantes y potenciales solicitantes de asilo han sido desembarcados en el Puerto de Ras El Ma, en la costa marroquí, frente a las islas y peñones españoles, “estamos en un pequeño puerto, nos trajeron aquí en dos grupos, fue la Guardia Civil la que nos vino a buscar a Chafarinas, pensábamos que nos iban a llevar a Melilla pero nos entregaron a Marruecos, oímos hablar árabe y no entendíamos porque no hablábamos árabe pero nos dimos cuenta que nos habían entregado. Nos fotografiaron y nos filmaron y primer sacaron un grupo y después al segundo en el que yo estaba. Han maltratado a algunos hombres a los que golpearon y también hay mujeres que están enfermas, por eso al llegar llamaron a una ambulancia y se los han llevado” explica una de las mujeres del grupo en un audio enviado a la ONG.

Se trata de una devolución en caliente, que vulnera las convenciones de la ONU” insiste Maleno. Hay que recordar que España ha sido condenada en varias ocasiones por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por estas prácticas de expulsar a los migrantes sin aplicarles las leyes correspondientes, tanto la de Extranjería como la de asilo, ya que al devolverles a Marruecos sin ni siquiera identificar a estas personas “ están vulnerando sus derechos”. ACNUR, el Defensor del Pueblo y las ONG españolas como CEAR, Andalucía Acoge o PRODEIN llevan años denunciando estas prácticas.

Con la llegada al gobierno de Pedro Sánchez, el PSOE se comprometió junto a Podemos a derogar la disposición de la Ley de Seguridad Ciudadana, que aprobó el PP, y que intentaba “blanquear” estas prácticas que hasta ahora se han llevado a cabo sobre todo desde los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla.

La aprobación de esa ley fue discutida por organismos internacionales y ONG y de hecho la condena a España por esas expulsiones fue posterior a la aprobación de esa ley. Por el momento, el gobierno socialista en funciones no ha derogado la ley y ha ejecutado varias expulsiones colectivas de este tipo, cuestionadas dentro y fuera de España.

La Delegación del gobierno en Melilla asegura que ha sido Marruecos quien ha “rescatado” a estas personas


Ha sido a última hora de la tarde cuando la Delegación del Gobierno en Melilla ha emitido un comunicado para explicar los hechos, aunque con argumentos sorprendentes ya que a pesar de que en el titular de la nota hablan de “patera Chafarinas”, a continuación en el texto da a entender que estas personas estaban en el mar y no en tierra como muestran las fotos y ubicaciones GPS que los propios migrantes enviaron para pedir auxilio y donde se ve que están en tierra firme.

 

El escueto comunicado dice así: ”Marruecos ha procedido, este mediodía, al rescate de unas 40 personas, trasladados al puerto seguro más cercano (en Marruecos), aplicando el derecho marítimo internacional, cumpliendo así, tanto España como Marruecos, con sus obligaciones de rescate” es decir, el Gobierno español da a entender con esta nota oficial que se ha aplicado el derecho internacional marítimo, con lo cual las personas deberían haber sido rescatadas en el mar, frente a las fotografías de los migrantes que enviaron esta mañana y donde se les ve cubiertos por un plástico para protegerse del frío, ya en tierra firme, según ellos en Isla Congreso, una de las que pertenecen a la soberanía española.

 

Consultadas fuentes del Ministerio del Interior y de la Delegación del Gobierno en Melilla sobre la disparidad de versiones frente a los protagonistas de esa patera, se limitan a aseguran que el comunicado “ha sido consensuado” entre las dos administraciones.

 

“El Gobierno de España quiere acabar una vía utilizada por las mafias que trafican con seres humanos y que está poniendo en grave riesgo la integridad de estas personas” dice el segundo párrafo de ese escueto comunicado.

 

Desde Caminando Fronteras señalan que han informado de los hechos tanto al ACNUR como al Defensor del Pueblo.

 

Amnistía Internacional muestra su preocupación y pide que se ponga fin a estas prácticas

El director de la sección española de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, ha trasladado su “preocupación por la devolución en caliente y si ningún tipo de trámite” de este grupo de personas. La ONG recuerda que estas prácticas “ponen en riesgo a estas personas porque muchas veces estas personas reciben malos tratos o falta de garantías en Marruecos.

Amnistía Internacional quiere indicar que esto es una violación de las leyes internacionales de derechos humanos y de refugiados y espera que el nuevo Gobierno no siga estas prácticas” ha asegurado Beltrán al conocer la noticia , en unas declaraciones difundidas por las redes sociales de la organización.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?