Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 31 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Sigue en directo la rueda de prensa del Consejo de Ministros
Champions League

Una goleada del Atalanta deja al Valencia a expensas de un milagro en Mestalla

El conjunto de Gasperini venció por 4-1 con doblete de Hateboer y goles de Ilicic y Freuler por parte del Atalanta y de Cheryshev por parte del Valencia

Carlos Soler durante el encuentro

Carlos Soler durante el encuentro / Getty Images

El conjunto italiano vence por 4-1 en San Siro y le complica la eliminatoria al equipo valenciano. Los de Celades dependen de una remontada en Mestalla para superar la eliminatoria.

El Valencia visitaba San Siro con el objetivo de conseguir un buen resultado que les permitiera, por lo menos, dejar abierta la eliminatoria de octavos de final de la Champions League. Lo que parecía tarea sencilla en un inicio, se fue poniendo cuesta arriba para los chicos de Celades debido a las múltiples bajas.

Saltó el Valencia al verde de San Siro incómodo y desorientado, las carreras de los chés más que un sentido táctico, parecían buscar a toda costa poder engancharse a un partido en el que habían salido completamente desconectados. La otra cara de la moneda era el juego del rival; bien pertrechados en defensa, juego rápido y pases largos de balón. Supieron aprovechar las horas bajas de los visitantes, tanto que a los pocos minutos de juego a punto estuvo de adelantarse en el marcador el Atalanta: Pasalic conseguía colocarse solo ante Jaume, pero el guardameta sacaba una mano milagrosa y desviaba el esférico.

Los italianos estaban rondando con frecuencia el área del conjunto español, y no estaban dispuestos a perdonar. En el minuto 16 los locales inauguraron el marcador. Un error defensivo permitió que Papu Gómez la pusiera al segundo palo, y Hateboer rematar a capricho y poner el 1-0 en el luminoso.

Durante la primera mitad Gayá y Soler se intercambiaron las bandas hasta en dos ocasiones, aunque surtió efecto de forma leve y se avistaron un par de ocasiones, pero lejos de igualar el marcador, se abrió aun más la brecha. Rozando el descanso Ilicic marcaba el segundo gol para el Atalanta. El delantero pinchó el balón y batió en limpio por la escuadra.

Ni dos goles encontra, ni el descanso hicieron que el Valencia reaccionara. En la segunda mitad fue más de lo mismo: jugadores mal colocados, una defensa floja y falta de definición en las jugadas. El rival le ganaba, con ventaja, en posesión y tiros a puerta. Con un equipo visitante que les dejaba campas a sus anchas, los de Gasparini siguieron haciendo de las suyas.

En el minuto 57 fue Freuler el encargado de hacer más grande la herida de los chés. Con el esférico a sus pies en el borde del área, remató con la derecha batiendo la portería de Jaume. Con escasos minutos de diferencia Hateboer hizo doblete para dar la estocada final al Valencia. El marcador indicaba el 4-0 y el conjunto español estaba roto.

Pero cuándo más lo necesitaban los suyos apareció Cheryshev para aliviar el dolor del equipo. Recogía el ruso un balón perdido y con un zapatazo metía el esférico bajo el palo largo. Más que un gol, el 4-1 era una oportunidad para revivir en la Champions.

Finalizaba el encuentro con la derrota más abultada del Valencia en un partido de eliminatoria, a excepción del encuentro ante el Real Madrid en el 2000.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?