Viernes, 03 de Julio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

¿Cómo se comportará el coronavirus con la llegada del calor?

Los científicos investigan cómo afectarán las altas temperaturas al coronavirus COVID-19

Un operario en labores de limpieza este lunes en la calle Conde de Peñalver de Madrid.

Un operario en labores de limpieza este lunes en la calle Conde de Peñalver de Madrid. / Chema Moya (EFE)

Si los paises de todo el mundo están sufriendo las consecuencias de un nuevo virus, la comunidad científica se enfrenta al reto más ambicioso de su historia reciente. Vacunas contra el reloj, ensayos clínicos, secuenciación del genoma, test rápidos. El coronavirus COVID-19 pone a prueba a todos. Saber cómo se comporta es clave para mitigar su propagación. Por ahora la incidencia está siendo mayor en latitudes similares del planeta donde la temperatura oscila entre los 12 y los 26 grados, aproximadamente. La OMS afirma que el virus se desactiva a una temperatura superior a 56º, de ahí la recomendación de lavar por encima de 60º para desinfectar prendas que hayan podido estar en contacto con el coronavirus. En las zonas más cálidas del planeta la prevalencia, por ahora, es menor. Cerca de 14.000 personas han dado positivo por coronavirus en África, según el balance de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de la Unión Africana, que da cuenta de al menos 744 fallecidos por la enfermedad.

El investigador del departamento de Biología Celular y Molecular del Centro Nacional de Biotecnología y director del Laboratorio de Coronavirus del CNB, Luis Enjuanes ha explicado en entrevistas recientes que "los coronavirus con temperaturas altas se inactivan". Enjuanes lidera el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19.

Sea como fuere aún es pronto para saber el detalle del comportamiento de este nuevo virus originado en la provincia china de Hubei. "Por lo que estamos viendo, parece que el calor sí influye, pero no sabemos hasta qué punto es determinante", explica Jaime Barrio, miembro del Consejo Científico del Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM).

Los virus se comportan de distinta manera in vitro que en el cuerpo humano donde se hace más fuerte. Varía también según la superficie a la que se adhiera. No es lo mismo acero, plástico o cartón.

"Parece que el calor algo hace, pero de ahí a decir que va a ser un virus estacional y que va a desaparecer en verano, nadie se atreve a decirlo. Lo único evidente es que todos desearíamos que fuera así", explica el doctor. "El cinturón por el que se transmite tiene una horquilla similar de temperatura como Japón, China, Europa, EEUU.  Pero también en África y el Caribe está habiendo casos. Hay datos de que en zonas más cálidas está habiendo menos incidencia de casos pero que no se sabe cómo afecta. Aunque hay que tomarlo todo con perspectiva porque habría que valorar también si lo que está influyendo más son las medidas de contención de la población", continúa.

Hasta el momento, Venezuela, donde la temperatura oscila entre los 22 y 30 grados y la humedad roza el 90%, es uno de los países de la región con menos afectados con 175 casos confirmados y nueve muertes, según el Gobierno de Nicolás Maduro. En India, con una temperatura media de 30 grados, las autoridades informan de que ya son 308 los fallecidos y 9.152 los contagiados.

Los geógrafos advierten de que el "buen tiempo" no acabará con la pandemia

En España, los geógrafos han advertido de que el "buen tiempo" y la subida de las temperaturas de los próximos meses no acabará con la pandemia. En una entrevista a Efe, el presidente de la Asociación Española de Geografía y responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, el catedrático Jorge Olcina, ha explicado que no hay que tener "la esperanza en la subida de temperaturas que se producirá en primavera", porque esta subida será progresiva y los valores de temperatura máxima diaria de los meses de abril y mayo no alcanzan umbrales que puedan favorecer la extinción del virus.

Olcina ha explicado que "no será hasta finales de junio, julio y agosto, es decir ya en verano, cuando se alcancen valores que puedan dañar al virus, especialmente en el sur y centro peninsular" español. Aunque advierte de que la subida de temperatura de primavera puede tener un efecto contrario porque en los países mediterráneos, como España, la abundancia de sol y de luz favorece la vida social al aire libre.

"Y si para mayo no se ha conseguido un control drástico de los contagios", ha alertado Olcina, "la mayor estabilidad del tiempo atmosférico puede resultar incluso perjudicial". El geógrafo ha advertido de que "tampoco está claro que este virus no aguante temperaturas ambientales altas". "Debe reiterarse que son las medidas sanitarias las únicas que pueden hacer mejorar la crisis sanitaria", ha insistido Olcina.

En plena pandemia global parace claro que queda aún mucho por conocer sobre las características y comportamiento del coronavirus. Por ahora, parace haber cierto consenso en que las altas temperaturas, 56º según la OMS, son capaces de dañar o incluso acabar con el virus, al menos en laboratorio. Habrá que esperar para tener un análisis exacto de lo que deparará la COVID-19.

Información acerca del coronavirus:

- Los datos de contagiados, fallecidos y recuperados día a día.

- Evolución diaria del coronavirus por comunidades autónomas.

- Escucha nuestro podcast 'Informe Coronavirus’.

- Suscríbete a la newsletter diaria.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?