Sábado, 28 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Ansiedad por la comida en cuarentena, ¿cómo calmarla?

Distinguir entre hambre fisiológica y emocional, alimentarnos de forma consciente y elegir platos saludables, algunas de las claves que nos pueden ayudar durante el confinamiento

La cuarentena aumenta la ansiedad por la comida

La cuarentena aumenta la ansiedad por la comida / Fran Acevedo

Incertidumbre, preocupación por el trabajo, menos actividad física, aburrimiento… son muchos los factores que pueden hacer que sintamos más necesidad de comer durante la cuarentena. En el nuevo episodio del programa Mañana Empiezo, de Podium Podcast, la nutricionista Ana Isabel Fernández Escuredo nos enseña a identificar la ansiedad por la comida, su posible origen y nos da las claves para encontrar en la alimentación saludable un aliado para combatirla con combinaciones de nutrientes y alimentos que nos ayuden a sentirnos más saciados. (Ana Isabel Fernández Escuredo es nutricionista en el Centro de Psicoterapia y Trauma Natalia Seijo, colaboradora de Centrum psicólogos y Asesora Nutricional y de Seguridad Alimentaria para la Xunta de Galicia. )

 

Ante todo, la nutricionista asegura que hay que intentar que las emociones y la comida no vayan de la mano, “todos podemos comer de manera emocional de manera puntual, pero cuando utilizas la comida como único recurso para gestionar tus emociones eso se puede convertir en un problema” y en ese caso sería conveniente buscar ayuda psicológica.

Cuando hablamos de ansiedad por la comida es importante que sepamos diferenciar si se trata de hambre fisiológica o emocional. El hambre fisiológica es la necesidad real de nutrientes, se caracteriza por aparecer poco a poco y se cubre con cualquier alimento sin generar sentimientos de culpa. Por el contrario, el hambre emocional aparece de forma más repentina y suele estar más relacionada con el deseo de tomar un alimento concreto, es más específica y obsesiva, no se satisface hasta que no comes dicho alimento, genera preferencia por productos ricos en azúcares, grasas y sal, parece que no se sacia nunca y muchas veces provoca sentimiento de culpa.

“La clave para saciarnos es aumentar el tamaño del plato, pero no el valor calórico”

Ana Isabel Fernández asegura que no solo es importante lo que comemos, sino cómo lo comemos. Solo somos capaces de percibir que estamos saciados dedicándole 25 minutos mínimo a la comida, por eso recomienda hacerlo de manera consciente, prestando atención al plato: “Sentarte y poder disfrutar de lo que estás comiendo, no en modo multitarea mirando el móvil, cogiendo el teléfono o incluso trabajando con el ordenador o viendo las noticias”.

Dar preferencia a alimentos saludables y de calidad también nos puede ayudar a evitar comer de forma compulsiva ya que además “a mayor consumo y alimentos no saludables ricos en azúcares, grasas y sal, mayor riesgo de ansiedad depresión o insomnio”. Nos invita a reprogramar nuestro cerebro para que el sistema de recompensa se active también con alimentos saludables y para ello se requiere constancia y esfuerzo.

Por último aconseja que seamos capaces de reconciliarnos con esa “parte glotona” y recomienda no sentirse culpable cuando nos damos permiso para comer, no castigándonos por tener ingestas fuera de lo que entendemos por saludable.

Sigue a Mañana empiezo en Facebook y en Twitter, suscríbete al programa en iTunes o iVoox y descárgate la aplicación de Podium Podcast para iOs o Android.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?