Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 02 de Junio de 2020

Otras localidades

'Y nos dieron las diez' (Joaquín Sabina) y 'Ojos de gata' (Los Secretos), hermanadas gracias al confinamiento

Casi 30 años después, ambas versiones se unen en homenaje a los seguidores a uno y otro lado del Atlántico

La cultura se reinventa desde mediados de marzo, con salas virtuales de cine, con teatro online, con conciertos desde casa vía redes sociales. El último experimento que deja el confinamiento a causa del coronavirus ha unido dos de las canciones en español más bellas, Ojos de gata, de Los Secretos, con Y nos dieron las diez de Joaquín Sabina. El resultado es un tema de casi seis minutos que pasa del pop al vals con tonos de ranchera mientras se suceden fotogramas de Álvaro Urquijo, Pancho Varona y otros de sus músicos. Se echa en falta la aparición de Sabina al que, desde que el pasado 12 de febrero, cuando sufrió un percance al caer del escenario de su concierto en Madrid y tuvo que ser operado de un derrame cerebral, solo hemos visto en público en un par de ocasiones (un mensaje grabado en vídeo para el Instituto Cervantes y una entrevista en el programa Lo de Évole). 

Ahora el mundo Sabina y el Urquijo nos regalan una versión dedicada a sus amigos "de un lado y otro del Atlántico" que se quedaron sin conciertos en Lima (Perú) y Ciudad de México (México) cuando estalló la pandemia. 

La historia de estas dos canciones hermanas comenzó en un bar de Arrecife (Lanzarote), donde Sabina y Varona habían ido para centrarse en escribir las canciones de su siguiente disco. Según cuenta Pancho Varona en el libro Sabina. Sol y Sombra (Julio Valdeón, editorial Efe Eme), Joaquín Sabina pidió un boli y comenzó la letra de la canción en un par de servilletas. Ya en Madrid, Sabina pasó esa primera letra sin acabar al fallecido Enrique Urquijo, que, basándose en ella, reescribió una versión propia que ya no era el homenaje a las camareras que Sabina tenía en la cabeza.

De esa servilleta de bar surgieron dos temas excepcionales. Primero se publicó Ojos de gata, fue en 1991, en Adiós tristeza de Los Secretos. Un año después llegó Y nos dieron las diez, en Física y química (1992), un álbum de Joaquín Sabina que vendió más de un millón de ejemplares en en España y en América. El cantautor de Úbeda ha contado en alguna ocasión que siente mucho orgullo porque Y nos dieron las diez se toque en las orquestas de las fiestas de los pueblos en España y haya pasado al repertorio de temas anónimos de los mariachis en México.

Ahora, casi 30 años después, ambas versiones vuelven a unirse en homenaje a los seguidores de Los Secretos y Sabina a uno y otro lado del Atlántico y para demostrar de una vez por todas que la letra que nació de madrugada en un bar nunca enfrentó a Enrique Urquijo y Joaquín Sabina. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?