Martes, 04 de Agosto de 2020

Otras localidades

Dexametasona: qué es y cómo funciona la gran esperanza contra el COVID-19

Creado hace 60 años, pertenece a la familia de los fármacos corticoides

Los hospitales españoles lo han usado para combatir el COVID-19 desde el principio

La dexametasona es un fármaco de la familia de los corticoides.

La dexametasona es un fármaco de la familia de los corticoides. / GETTY

La publicación del estudio de la Universidad de Oxford sobre la eficacia de la dexametasona en el tratamiento de pacientes graves con COVID-19 ha dado la vuelta al mundo porque, además de reducir en un tercio la mortalidad, se trata de un fármaco barato y al que resulta fácil acceder. Pero, ¿qué es exactamente?

Germán Peces-Barba, jefe asociado de Neumología en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y vicepresidente de la Sociedad Española de Neumología (SEPAR), explica que la dexametasona es un fármaco muy antiguo –"ya existía cuando yo estudiaba medicina"– que pertenece a la familia de los corticoides, muy utilizados por su efecto antiinflamatorio en multitud de patologías: lesiones oculares, inflamaciones digestivas, enfermedades respiratorias...

La dexametasona, como muchos otros fármacos corticoesteroides, se desarrolló en la década de los 50 del pasado siglo a partir de una hormona presente en nuestro organismo –la hidrocortisona– y que se produce en la glándula suprarrenal.

Germán Peces-Barba. / FUNDACIÓN JIMÉNEZ DÍAZ

De hecho, el Premio Nobel de Medicina y Psicolgía de 1950 lo ganaron Tadeusz Reichstein, Edward Calvin Kendall y Philip Showalter Hench por sus trabajos de investigación sobre las hormonas suprarrenales en la Clinica Mayo (EEUU).

Los corticoides deben su nombre, justamente, a que proceden de corteza renal. Según consta en Wikipedia, se sintetizó por primera vez en 1957.

Peces-Barba señala que los corticoides son los mejores antiinflamatorios conocidos, pero detalla que la potencia terapéutica varía en cada caso: "1 miligramo de dexametasona es 30 o 35 veces más potente que 1 miligramo de hidrocortisona. La prednisona, en cambio, solo es 4 o 5 veces más potente que la hidrocortisona. Pero todo puede ponderarse con la dosis utilizada".

Ya se ha usado en España contra el COVID-19

"La dexametasona ya se usaba como tratamiento para el asma o el EPOC y se ha usado ampliamente en España durante la crisis del coronavirus", asegura el doctor Peces-Barba. "El resultado del estudio de Oxford encaja con lo que nos esperábamos. Ya teníamos la sensación de que funcionaba y por eso lo hemos utilizado. De hecho, el estudio se basa en un uso de 6 miligramos diarios de dexametasona, pero si se hubiera probado con 30 de prednisona o la dosis equivalente de otro corticoide, los resultados habrían sido similares".

Pero la dexametasona es eficaz contra la respuesta inflamatoria ocasionada por el virus y no contra el virus en sí, que es lo que en un principio sí se pensó de la hidroxicloroquina, aunque nunca se ha llegado a demostrar.

"El estudio tiene el valor de haberlo demostrado porque la medicina, sin evidencia, no sirve de nada, así que ha sido un notición... pero no tanto porque en realidad confirma lo que muchos ya sospechábamos. El auténtico notición sería encontrar un antiviral que matara el virus. ¡Eso sí sería trascendental!".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?