Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Ilusiones ópticas

El secreto tras una de las ilusiones ópticas más famosas del mundo: ¿por qué se mueve el siguiente círculo?

Una vez más, nuestra mente es la culpable

Los círculos se mueven como por arte de magia.

Los círculos se mueven como por arte de magia. / Popular Science

Hace apenas unos días te revelábamos el secreto tras unas de las ilusiones ópticas más famosas de la historia. Una imagen, compartida millones de veces en Internet, en la que podemos ver dos círculos completamente iguales que cambian de color como por arte de magia. Por arte de magia o por una habilidad innata del ser humano que es capaz de modificar la percepción de los tonos según su contexto visual, tal y como recoge un estudio desarrollado por el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

En esta ocasión te ofrecemos la explicación de otra de esas ilusión ópticas que habrás visto en múltiples ocasiones en redes sociales. Una nueva imagen en la que podemos ver dos círculos que, a pesar de que están completamente quietos, parecen moverse como por arte de magia. Si vuelves a la imagen, verás que los círculos están quietos. Sin embargo, y si comenzamos a navegar a través del artículo, podrás ver cómo los círculos cobran vida. ¿Cómo es posible?

La magia detrás de la ilusión óptica

Según cuentan desde Popular Science, el secreto de esta ilusión óptica es bastante similar que la que te mostramos la semana pasada. Apoyándose en la teoría del neurocientífico Stephen Macknik, que trabaja en el Centro Médico SUNY Downstate de Nueva York (Estados Unidos), el medio especializado explica que los círculos de esta imagen se mueven debido a un esfuerzo de nuestra mente para captar todo lo que se mueve a nuestro alrededor.

Cada vez que nuestros ojos se concentran en un punto fijo, y detectan cambios en la luminancia de un objeto, generan pequeños movimientos conocidos como microsacientos que se encargan de alertar a nuestro cerebro de cualquier tipo de movimiento. Sin embargo, y para evitar que nuestro cerebro esté constantemente alerta ante cualquier movimiento, suprime los microsacientos y mantiene el ojo aparentemente quieto. No obstante, en esta ocasión no puede conseguirlo.

Así es como el creador de la ilusión óptica ha conseguido engañar a nuestro cerebro

Tal y como apuntan desde Popular Science, todo es por culpa de la sombra que aparece en la imagen. En dicho artículo, el medio especializado explica que los  microsacientos recogen el contraste entre la parte clara y oscura creado por la sombra y envía esa información al cerebro. A pesar de que el cerebro suprime los microsacientos, retiene las señales de movimiento.

Por esa misma razón, el hecho de que el círculo interior esté rotado 90 grados, unido a la sombra que le rodea, provoca un error que nos permite ver moverse el objeto cada vez que se mueve la imagen. De esta manera, el autor de esta ilusión óptica consigue engañar a nuestro cerebro y que veamos el círculo moviéndose cuando realmente está completamente quieto, tal y como recoge la teoría de Macknik.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?