Jueves, 06 de Agosto de 2020

Otras localidades

Elecciones autonómicas

¿Irás a votar?: cómo el miedo al contagio del coronavirus puede influir en la participación electoral

Gallegos y vascos cuentan cómo van a afrontar los comicios electores y el temor a ir a votar en persona.

El cierre de la comarca lucense de A Mariña por el brote de COVID-19 complica la decisión en Galicia

Papeletas electorales en los comicios anteriores.

Papeletas electorales en los comicios anteriores. / JAVIER SORIANO (Getty Images)

El próximo domingo 12 de julio Galicia y País Vasco tienen una cita con las urnas. Se celebran las elecciones autonómicas en esos territorios y todo apunta a que serán unos comicios marcados por el miedo al contagio del coronavirus. Desde que la pandemia se extendió, hemos tenido que adaptarnos a una nueva vida, una nueva normalidad definida por las precauciones a extremar y las distancias de seguridad que hay que mantener en todo momento.

Los rebrotes ya han empezado a hacerse notables en buena parte del país y algunos territorios han vuelto a imponer un confinamiento. Así lo ordenaba la Generalitat de Cataluña este sábado en la comarca de Sagrià y la Xunta de Galicia hizo lo propio en la zona lucense de A Mariña. La medida entra en vigor este lunes y durará cinco días, por lo que los habitantes de la región podrán ir a votar el domingo sin restricciones. Si bien los candidatos de los partidos han adaptado sus actos de campaña con el fin de proteger la salud, cabe la posibilidad de que la participación no sea la esperada por el temor a poder contagiarse, sobre todo, en las zonas donde ya se han disparado los repuntes.

El comodín del voto por correo

Los colegios electorales se están preparando para garantizar la higiene y la seguridad de los participantes que concurrirán por las aulas para depositar su papeleta. O no. Muchos ciudadanos han optado por el voto por correo, más seguro en tiempos de COVID-19 y una opción para evitar aglomeraciones.

Los hay cautos y temerosos que no acudirán a ejercer su derecho electoral al centro por miedo al posible contagio, pero recurrirán al voto por correo. “Yo esta vez he optado por votar por correo porque prefiero evitar masificaciones o lugares donde pueda juntarme con mucha gente en el mismo espacio”, comenta Borja Marañón, natural de Oyón, que está concienciado del riesgo que puede suponer ir a votar presencialmente.

En su entorno también están convencidos de que la mejor opción en estos momentos es votar por correo o incluso no votar. “Tengo amigos que no votarán ni siquiera por correo porque tienen miedo”, cuenta el alavés. Sin embargo, su pareja ha sido citada para ejercer de miembro de una mesa electoral en el colegio San Roque de Durango y no puede faltar a la convocatoria. “Si por ella fuera, ni siquiera iría a votar el día de las elecciones”, asegura.

"Somos personas mayores y tenemos riesgo de morir"

En Coristanco, un pequeño municipio de la comarca de Bergantiños, vive María Piñeiro, una octogenaria que no irá a votar. Durante el confinamiento sus vecinos se encargaban de llevarle la compra y todo tipo de provisiones para que no tuviera que salir de casa. Ahora que ya se puede salir con las oportunas medidas prefiere no hacerlo. “Sigo en casa porque el virus no se ha ido, me puedo contagiar igualmente, y salir para ir a votar puede ser peligroso”, explica con contundencia.

Este municipio gallego acoge a gran población de mayor edad y muchos son los vecinos, cuenta María, que, como ella, no irán a votar el domingo. “Hay miedo, muchos somos personas mayores y tenemos más riesgo de contagiarnos e incluso morir”. “Hemos hecho un gran esfuerzo de quedarnos en casa estos meses y salir ahora podría empeorarlo”, afirma la gallega.

"Prefiero no votar a poder contagiarme"

El orensano Fernando Rivas no ha podido pasar el confinamiento en casa porque trabaja en el sector de la alimentación y todos los días tenía que acudir a su puesto para que la producción de conservas no parara. Tiene fibrosis pulmonar y en su fábrica hubo casos de coronavirus.

“Lo he pasado mal pensando que cualquier día podía coger el virus y en el trabajo es inevitable no estar con gente, pero en mi tiempo libre prefiero no ir a sitios donde pueda haber multitudes”, cuenta el gallego, afirmando que no acudirá a la cita electoral por “precaución”. “Prefiero no votar a estar en un lugar donde pueda coincidir con muchas personas”, asegura.

En el municipio vizcaíno de Plencia vive Rosario Iriarte. Tiene una patología cardiovascular y antes de la pandemia tenía programada una operación de corazón, que fue suspendida. La han reprogramado para la semana después de las elecciones y aunque tenía la esperanza de votar, no lo hará. "Me da miedo poder contagiarme al ir a votar y que no puedan operarme, con lo que llevo esperando", cuenta Rosario, con ganas entusiastas de vivir.

"Tenemos que llevar cuidado con el virus y sobre todo pensar en las personas mayores y de riesgo. Ya votaremos en otra ocasión", asegura. "Lo importante ahora es la vida", concluye.

Los que si irán a votar

Entre los que no faltarán, los hay que creen que el coronavirus es ya solo un recuerdo pasado y también están los que sostienen que, extremando las precauciones, no hay de qué preocuparse. “Soy personal de riesgo, pero teniendo cuidado y manteniendo la distancia de seguridad, no hay de qué preocuparse”, sostiene el coruñés Jorge Garnacho. Eso sí, elegirá las horas de menor afluencia, como la hora de comer o la última hora de la tarde, para acudir a depositar su voto.

Francisca Lucas es vecina de Rentería y ha votado en todas las convocatorias electorales desde que se instauró la democracia. Este año será el primero que no irá a votar. Pero no por miedo al contagio. “No voy a ir votar porque tengo un viaje, pero si hubiera estado en Rentería, hubiera ido a votar como cada vez. A mí no me da miedo el coronavirus”, afirma Francisca con rotundidad. “Confío en que las mesas y las urnas estén bien desinfectadas y yendo con mascarilla bien protegido, no tienes por qué contagiarte”, argumenta la guipuzcoana.

Habrá que esperar para conocer la participación electoral en los territorios gallego y vasco, pero lo que es cierto es que el temor al contagio y al aumento de rebrotes por coronavirus está muy presente en la sociedad. Y a pesar de las garantías que ofrecen los centros electorales y las normas que deberán cumplir los ciudadanos, hay quienes prefieren votar por correo o ni siquiera votar con tal de no arrimarse a lugares que puedan masificarse. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?