Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Fondo Europeo Recuperación Covid-19

El holandés Rutte y el austriaco Kurz hicieron infernales las cinco noches de Merkel

El 'club de los frugales', formado por los países más reacios a las ayudas sin condiciones y encabezado por Países Bajos, ha venido para quedarse en las negociaciones de los Veintisiete

El primer ministro holandés, Mark Rutte; el canciller austriaco, Sebastian Kurz, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin; la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, y el priomer ministro sueco, Stefan Loefven.

El primer ministro holandés, Mark Rutte; el canciller austriaco, Sebastian Kurz, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin; la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, y el priomer ministro sueco, Stefan Loefven. / (C) EUROPEAN COUNCIL / MARIO SAL

Como si no le perdonaran su acercamiento a Francia, los jefes de gobierno de Holanda y Austria decidieron medirse contra la canciller en los momentos más graves de la cumbre europea de la semana pasada.

El peor, la madrugada del sábado al domingo, terminó con Merkel y Macron en el hotel compartiendo la desesperación con el italiano Conte a la espera de si sus amenazas de marcharse modificaban algo las cosas.

Cierre con portazo

Antes, una reunión en el despacho del presidente del Consejo Europeo se había clausurado con portazo. Kurz repetía que lo que él pedía no era distinto de lo que Merkel había defendido hasta hacía apenas 15 días. Y Rutte había conseguido añadir a este grupo a la primera ministra de Finlandia que insistía sin éxito en rebajar el dinero total del Fondo de Recuperación de 750.000 a 700.000 euros.

Merkel ya no controla la situación, opinan en privado a la SER fuentes comunitarias asustadas tras trascender que esta reunión a 7 y con Michel se había resuelto con un enfrentamiento.

Amenazas de Macron

Macron amenazó con volver a París y en los pasillos europeos incluso se asegura que ordenó que fueran preparándole el avión. Michel, solo ya en su oficina, cogió el teléfono para hablar con más calma y más intimidad con los jefes de los 5 gobiernos que amenazaban con bloquear la Cumbre. Y al final, el miedo a una apertura en quiebra de los mercados impidió la ruptura porque Rutte no quería asumir este coste, añaden otras fuentes cercanas a estas conversaciones.

El domingo, pasada ya la cena, Michel anunció que tenía el apoyo de 22 países para presentar una nueva propuesta pero añadió, afirman otras fuentes que no la redactaba porque 5 querían bloquearla y preguntó si todo el mundo aceptaba levantar la reunión. Aquí fue el sueco Stefan Lövfen el que pidió continuar con las negociaciones.

Giro importante

"Yo no creo que Merkel no controle", dice un diplomático con años de experiencia. "Al revés, la canciller ha hecho un giro importante para defender un modelo de solidaridad y una Europa en la que todos puedan sentirse bien y su estrategia ha permitido concluir la reunión con acuerdo". Y es que la distancia entre Macron y Merkel en la Cumbre del pasado febrero es la razón que justifica aquel primer fracaso, según otros negociadores europeos. Su propuesta conjunta ha sido ahora clave para el acuerdo aunque se haya modificado en las negociaciones de la Cumbre.

Pero pidiendo el anonimato, las mismas fuentes admiten que el grupo de los 5 "frugales" llega para quedarse. Su alianza no es tan solo una misma actitud frente al dinero y ante la crisis. Son países pequeños y temen desde hace muchos años que el acuerdo entre franceses y alemanes se convierta en dictado y más desde que el cambio de normas para el voto en la Cumbre de Niza de 2000, hace casi imposible bloquear los acuerdos cuando estos cuentan con el apoyo de los países grandes.

Autoridad del motor europeo, en jaque

El equipo, constituido por los gobiernos de Holanda, Austria, Suecia, Dinamarca y Finlandia que ha puesto en jaque la autoridad del motor europeo, recuerda a muchos aquella histórica pelea en la Cumbre de Niza igual de larga que esta. Y con un grado de confrontación contra el eje franco-alemán completamente igual de inesperado.

Aunque esta vez puede también haber una lucha interna en el PPE por el modelo de partido. "Creo que Kurz quiere decirle a Merkel que en el ámbito germano-europeo hay otro PPE muy distinto de su modelo". Una reflexión que añade a la pelea de países pequeños contra grandes el elemento de una cierta revuelta en el Partido Popular Europeo.

Fracaso de Calviño

Es verdad que el PPE ya lideró la campaña europea con candidatos desde Bruselas a pesar de la oposición de Merkel, nos recuerda otra fuente que vincula el fracaso de la candidatura de Calviño para la Presidencia del Eurogrupo a la misma revuelta. Ella ha ganado y Kurz ha perdido, pero el pulso no ha terminado aquí insiste un diplomático.

Una oposición tan larga y dura contra las posiciones de Merkel y Macron en una Cumbre solo puede interpretarse como expresión de su debilidad. Aunque quienes han boxeado contra ellos lo han hecho por encima de su peso y han perdido. El próximo choque será el tema fiscal, pronostican.

Un país, un voto

Es la conclusión lógica de intergubernamentalizar la UE, opina otro alto funcionario convencido que la lógica de "un país, un voto" puede provocar más disgustos.

Elementos para la reflexión mientras en el lado oficial de las Instituciones se celebra el acuerdo llegando a asegurar que estos días intensos han aportado humanidad a las reuniones y servirán para cohesionar las posiciones del Consejo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?