Domingo, 07 de Marzo de 2021

Otras localidades

Casa Real

Las 'amistades peligrosas' del rey emérito: su relación con los países del Golfo Pérsico

De los dos Ferrari que le regaló el jeque de Dubai (y luego donó) a la Fórmula 1 y su saludo con Mohamed bin Salmán

El rey emérito charla con el príncipe Salman bin Hamad en el GP de Fórmula 1 de Barein en 2015.

El rey emérito charla con el príncipe Salman bin Hamad en el GP de Fórmula 1 de Barein en 2015. / Mark Thompson/Getty Images

Un escueto comunicado del Palacio de la Zarzuela puso fin al enigma. El rey emérito está "en la actualidad" en Emiratos Árabes Unidos. Destino polémico, controvertido y muy difícil de gestionar para la Casa del Rey.

El comunicado de Zarzuela deja más enigmas que certezas. Solo concreta el paradero del rey Juan Carlos, el menos apropiado y el más difícil de explicar, que muchos interpretan como una provocación y un golpe de autoridad del exjefe del Estado. Puso como condición irse donde quería y decirlo cuando quisiera. Y así ha sido. Con pocos datos. Oficialmente solo se sabe que esta actualmente en Emiratos Árabes Unidos y que allí llegó el 3 de agosto, justo el mismo día en el que vía comunicado se informó de que el rey abandonaba España para no perjudicar a la Institución y para facilitar "la tranquilidad y el sosiego" que requiere la responsabilidad de su hijo, Felipe VI. Tampoco se concreta si será su retiro definitivo, si, como parece, es un destino temporal, y no revela en cuál de los siete emiratos está, aunque una foto publicada por el digital Nius lo situó ,presuntamente, en el aeropuerto de Abu Dabi.

¿Qué busca el rey en los países árabes?

Para el rey Juan Carlos este destino es un refugio. Está completamente blindado. Los Emiratos Árabes le proporcionan intimidad y le dan seguridad. Como corresponde a una monarquía absoluta, no hay movimiento ni de prensa ni de nadie que se escape del control. Además para el rey emérito, que ya no tiene asignación del estado, le supone "poco gasto", en lo que a estancia se refiere. Las monarquías del Golfo Pérsico son muy proclives a los regalos ostentosos, que chocan con la cortesía occidental. Por una millonaria donación de otro país, de Arabia Saudí, que acabó "supuestamente" en la cuenta de Corinna Larsen el rey está siendo investigado. Y cabe recordar que otro de los regalos más polémicos que recibió el rey Juan Carlos llegó en grúa al Palacio de la Zarzuela en 2011. Dos Ferrari de alta gama valorados en más de 300.000 euros cada uno, que le regaló el jeque de Dubai y que en plena crisis económica el rey donó a Patrimonio Nacional, que a su vez los subastó, con alguna dificultad y una importante rebaja de precio. Además por el nuevo código ético que aprobó Felipe VI en 2014, los miembros de la familia real no pueden aceptar este tipo de regalos por considerarlos excesivos y comprometedores.

Los príncipes anfitriones

En Abu Dabi, sede del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, es conocida la amistad del rey con el príncipe heredero, Mohamed bin Zayed, de 59 años. Es el que gobierna "de facto" el país, porque su hermano, el presidente Jalifa bin Zayed , está enfermo desde que tuvo un derrame cerebral hace unos años. El New York Times lo definió como "el hombre más poderoso del mundo árabe". Él y su hermano Mansur bin Zayed, que ha sido su anfitrión en varias ocasiones, hicieron una invitación extensiva al rey Juan Carlos para que fuera cuando quisiera al campeonato de la Fórmula 1, en el circuito de Yas Marina. Invitación que el rey ha aprovechado en varias ocasiones. Desde su abdicación ha ido en tres ocasiones. Y fue en noviembre de 2018 cuando el rey, de nuevo, se vio envuelto en otro momento polémico. Estando en la grada VIP del circuito coincidió con el príncipe heredero de Arabía Saudí, Mohamed bin Salmán, presunto autor intelectual del asesinato del periodista Khashoggi en el consulado de Arabía Saudí en Estambul.

Con esta foto, que incomodó en La Zarzuela, el rey Juan Carlos se convertía en la primera personalidad occidental que le estrechaba la mano. En el comunicado de despedida del pasado tres de agosto, el rey emérito dijo que se iba para no perjudicar a la corona, pero no es lo que ha conseguido con el destino elegido. Un paradero que se ha confirmado cuando los reyes Felipe y Letizia terminaban en Ibiza su gira autonómica, tras lo cual regresan a Madrid, este año por primera vez, sin vacaciones privadas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?