Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

Consejo de Ministros

El Consejo de Ministros aprueba el estado de alarma y reinstaura el confinamiento perimetral en Madrid

Salvador Illa, ha asegurado que "la paciencia tiene un límite" y que el Gobierno "no podía no hacer nada"

Las medidas que recoge el estado de alarma son las mismas que ya estaban en vigor

El Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria, ha aprobado el estado de alarma en Madrid para restablecer las restricciones a la movilidad en la Comunidad que fueron tumbadas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ante la falta de respuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. El estado de alarma durará 15 días naturales y entrará en vigor en cuanto se publique en el Boletín Oficial del Estado, previsto para primera hora de la tarde, sobre las 16:00.

Las restricciones que recoge el estado de alarma son las mismas que ya estaban en vigor hasta el rechazo del TSJ de Madrid y afectan a nueve municipios (Alcalá de Henares ya no porque, al mejorar su situación, ya no cumple los criterios establecidos), pero la aprobación por parte del Consejo de Ministros supone un amparo legal a las restricciones que irán acompañadas de sanciones.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, han comparecido en rueda de prensa para informar sobre los detalles de los acuerdos tomados en la reunión extraordinaria de esta mañana. Una comparecencia que Illa ha iniciado rememorando la cronología de los hechos: desde que el vicepresidente Aguado solicitó ayuda al Gobierno, pasando por la reunión entre Sánchez y Ayuso, la dimisión del portavoz Emilio Bouza o el Consejo Interterritorial, hasta la resolución del TSJM que ayer tumbó las restricciones aprobadas la semana pasada. "Estamos donde estamos porque algunos han querido llegar hasta aquí", ha sentenciado el ministro de Sanidad.

Illa ha recordado también que el presidente del Gobierno llamó ayer por la tarde a Díaz Ayuso en dos ocasiones para intentar llegar a un acuerdo, en base a tres posibles escenarios. Según ha dicho el ministro, Ayuso pidió tiempo hasta hoy a mediodía, pero "ha decidido no hacer nada".

El ministro de Sanidad ha repasado la cifra de muertos y hospitalizados de las últimas horas (6 de cada 10 unidades de salud con una incidencia superior a 500 y un 48% de datos notificados con retraso) y ha asegurado que el Gobierno no se podía quedar de brzos cruzados. "En la Comunidad de Madrid no solo hay brotes. Hay transmisión comunitaria. En París, con una incidencia muy inferior a la de Madrid, se han cerrado todos los bares y se han fijado límites a las reuniones. En Berlín también han tomado medidas con una incidencia acumulada de 50 en una semana".

"No quiero entrar en polémicas. En política hay un 99% de temas discutibles, pero hay un 1% que no lo es, y proteger la salud de los madrileños es indiscutible", ha asegurado. "La paciencia tiene un límite. No hay más ciego que el que no quiere ver. Hay que evitar que la situación de Madrid se propague a otras CCAA. Las medidas que adoptamos el 30 de septiembre iban en esa dirección".

Illa ha insistido en que las medidas que entran en vigor no son "ni una más ni una menos de las que estaban en vigor ayer". Es decir, el confinamiento perimetral de los nueve municipios de más de 100.000 habitantes que tienen una incidencia acumulada en 14 días superior a 500, más de un 10% de positivos en los test PCR y una ocupación de UCI superior al 35%, además de estas otras restricciones (que nunca han dejado de estar vigentes, porque el TSJM no las suspendió):

  • Los habitantes del municipio afectado podrán desplazarse por dentro del mismo y se podrá atravesar los municipios siempre y cuando tenga origen y destino fuera de los mismos.
  • Se recomienda evitar todo movimiento o desplazamiento innecesario dentro de los municipios.
  • Reducción a 6 personas de la participación en agrupaciones, salvo en el caso de conviviente o actividades laborales e institucionales.
  • El número máximo de asistentes a los velatorios se fija en 15 para los espacios abiertos y 10 en espacios cerrados.
  • El aforo para los establecimientos comerciales se fija en un 50% y la hora de cierre no podrá superar las diez de la noche.
  • En cuanto a la hostelería, la hora de cierre es a las once de la noche. El aforo, del 50% en interiores y del 60% en exteriores. No se permite el consumo en barra. La ocupación máxima será de 6 personas por mesa.
  • En los lugares de culto, el aforo será de un tercio y la distancia interpersonal mínima de 1,5 metros.
  • En las instalaciones deportivas, el aforo será del 50% en interiores y del 60% en exteriores.
  • Aforo del 50% en autoescuelas, academias y centros privados de enseñanza no regladas.

Illa ha defendido la estrategia jurídica del Gobierno, asegurando que ha funcionado en otras CCAA, y ha justificado no haber tomado antes la decisión de decretar el estado de alarma por respeto a la organización "compuesta" del Estado.

Marlaska asumirá el mando policial

El ministro Marlaska ha explicado que Interior asume el mando policial para vigilar Madrid y será el encargado de garantizar el confinamiento perimetral. Su Ministerio ya ha desplegado un dispositivo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en controles por distintas zonas de Madrid para vigilar el cumplimiento de las restricciones a la movilidad impuestas por el estado de alarma.

El dispositivo de seguridad constará con un despliegue de 7.000 policías y guardias civiles para establecer los controles en las infraestructuras de transporte público, centradas sobre todo de controles de entrada y salida de la capital.

"Los ciudadanos siempre van a tener el apoyo y el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", ha dicho grande-Marlaska. "Van a seguir actuando en cualquier circunstancia y con la profesionalidad debida".

El ministro de Interior también ha explicado que las multas y sanciones para quienes incumplan la norma están descritas en la ley, pero ha insistido en que los agentes aplicarán la misma proporcionalidad que hasta ahora.

Aguado asume el fracaso

Antes de la comparecencia, el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, ya ha dado por hecho la declaración del estado de alarma: "La declaración del estado de alarma en Madrid era evitable. Había alternativas. Lamentablemente los políticos hemos vuelto a fracasar. Las consecuencias las pagan los ciudadanos. Mis disculpas por ello".

Díaz Ayuso ha llamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para pedir una negociación sobre la nueva orden que ha preparado la Consejería de Sanidad con el objetivo de evitar el estado de alarma. Pero Sánchez le ha explicado que el Gobierno tiene como prioridad proteger la salud pública de los ciudadanos y le pidió que apoyara al Ejecutivo, según fuentes de Moncloa.

La conversación se produjo antes de la rueda de prensa que del titular de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que ha catalogado de "chantaje" y de "ultimátum" la posición del Gobierno central. Posteriormente, en Twitter, ha calificado el estado de alarma de "ataque sin justificación a todos los madrileños".

Por su parte, el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha escrito en un tuit: "El Estado de Alarma decretado por Sánchez es un atropello constitucional contra la Comunidad de Madrid y un ataque a todos los madrileños".

Almeida acusa al Gobierno de aplicar un "155 sanitario"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha asegurado que la capital vive hoy "un día triste" a causa de la "tropelía" cometida por el presidente del Gobierno de "aplicar un artículo 155 sanitario", algo "profundamente injusto".

Almeida ha puesto en valor que "los madrileños van a cumplir". "Vamos a acatar esta resolución profundamente injusta", ha subrayado para apuntar a renglón seguido que "la mejor forma de decir al gobierno que Madrid no merece este trato desigual es cumplir las normas".

El rechazo de Díaz Ayuso

Díaz Ayuso ha permanecido en su idea de mantener las restricciones en las áreas de salud con más incidencia de contagios de coronavirus. Ha rechazado la propuesta del vicepresidente, Ignacio Aguado (Cs), de rehacer la orden que tumbó la Justicia y que recoge un confinamiento perimetral por municipios. La intención de Ayuso era mantener las restricciones solo en las  zonas básicas de salud.

La intención de Aguado era adaptar la orden que tumbó este jueves el TSJ de Madrid a la normativa necesaria para que la Justicia diera su visto bueno como ha ocurrido esta mañana en Castilla y León donde su Tribunal Superior de Justicia ha avalado la orden de la Junta para confinar León y Palencia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?