Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

Space X

La nave que aspira a conquistar Marte alza el vuelo por primera vez pero acaba explotando en el aterrizaje

La bautizada como el "Santo Grial del espacio" es la principal apuesta de Elon Musk para conquistar el planeta rojo

Así ha sido el asombroso viaje de la Starship. / Space X

Hace ya varios meses, concretamente en septiembre de 2019, Elon Musk presentaba "el Santo Grial del espacio" frente a los seguidores de Space X y los medios de comunicación. Una nave bautizada como Starship, creada a partir de las características del Falcon 9, el Falcon Heavy y el Falcon Dragon, que aspira a convertirse en el vehículo que permitirá al ser humano convertirse en una especie interplanetaria: "Podremos ir a otros lugares del sistema solar, como Saturno, pero creo que lo más importante en lo que debemos centrarnos es en el camino más rápido hacia una ciudad autosuficiente en Marte".

A partir de entonces, la compañía ha estado realizando todo tipo de pruebas para garantizar que su nave sea completamente segura de cara a sus primeros viajes tanto a la Luna como a Marte. Sin embargo, y como no podía ser de otra manera, no todas han ido bien. En noviembre de ese mismo año, el cohete acababa estallando después de que el equipo de Space X tratara de presurizar la nave al máximo para analizar su resistencia.

La Starship alza el vuelo por primera vez

Hace apenas unas horas, la compañía liderada por Elon Musk ha conseguido que la Starship despegue por primera vez. Tras un intento fallido el pasado martes como consecuencia de un problema con los motores Raptor, la nave ha logrado despegar con sus superficies aerodinámicas instaladas y el cono superior en el lugar correspondiente. Un vuelo de prueba que, a pesar del fatal desenlace, ha demostrado sus capacidades a pesar de sus enormes dimensiones.

En concreto, el prototipo SN8 ha llevado a cabo un vuelo suborbital de 12,5 kilómetros de altitud. Tras completar esta primera fase de la misión, la nave ha ido apagando sus motores uno a uno para ponerse en horizontal y preparar su aterrizaje. Varios segundos antes de llegar a la superficie terrestre, el cohete ha tirado de sus propulsores para recuperar su verticalidad y conseguir completar la misión con éxito. Sin embargo, la nave se ha desestabilizado y no ha conseguido frenar a tiempo para reducir su velocidad.

Elon Musk revela las causas del fallo

Así, la Starship ha acabado estrellándose contra la superficie terrestre y causando una terrible explosión. Varias horas más tarde, Elon Musk ha reconocido a través de las redes sociales que la nave ha fallado a la hora de aterrizar como consecuencia de que la presión del tanque de combustible superior no era lo suficientemente alta durante el reencendido del aterrizaje. No obstante, el equipo de Space X ha conseguido probar todo aquello que se había propuesto.

Desde cómo trabajan los tres motores Raptor en conjunto o cómo gestiona el cohete la transición de los tanques principales a los superiores hasta cómo funcionan las características aerodinámicas de la nave. De esta manera, y a pesar de que la nave haya estallado por completo, el equipo ha conseguido información primordial de cara a sus próximos viajes. De hecho, ya tiene los modelos SN9 y SN10 prácticamente listos para próximas misiones. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?