Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Francia permitirá festivales con 5.000 personas este verano, pero sentadas y alejadas

Además, el país probará la viabilidad de medidas contra la COVID-19 en grandes aglomeraciones de público en tres conciertos de más de 1.000 espectadores que se organizarán en los próximos meses en París y Marsella

Parisinos disfrutan un concierto gratuito en los últimos días del verano de 2020 (Archivo)

Parisinos disfrutan un concierto gratuito en los últimos días del verano de 2020 (Archivo) / Kiran Ridley (Getty Images)

Francia volverá a permitir que haya festivales y conciertos de música de hasta 5.000 personas este verano pese a la pandemia, siempre que los participantes permanezcan sentados y alejados entre sí, informa la prensa local.

Además, a principios de semana el país anunció que probará la viabilidad de medidas contra la COVID-19 en grandes aglomeraciones de público en tres conciertos de más de 1.000 espectadores que se organizarán en los próximos meses en París y Marsella.

Ha sido la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, quien ha informado de ambas decisiones, en un momento en el que el Gobierno francés ha pedido paciencia a los ciudadanos tras un mes del toque de queda a partir de las seis de la tarde.

"No es hora de relajarse. Hemos conseguido evitar un nuevo confinamiento, pero (la situación) es muy frágil. Tenemos que seguir siendo muy disciplinados y solidarios", ha dicho en el diario Sud Ouest el primer ministro, Jean Castex.

Eventos multitudinarios

En una reunión con organizadores de festivales y representantes del sector, Bachelot, confirmó que estos eventos de hasta 5.000 personas podrán celebrarse durante el verano de 2021, pero respetando un estricto protocolo, tras un año en el que apenas tuvieron lugar encuentros musicales con el público.

Además, la ministra de Cultura anunció la puesta en marcha de un fondo económico de 30 millones de euros para ayudar a los festivales, reservado a los que se vean obligados a modificar o a anular sus programas. Es una primera medida que seguirá a otra serie de ayudas que serán anunciadas próximamente, según adelantaron en la prensa francesa algunos de los participantes de la reunión, que precisaron que las condiciones de este moderado regreso son aún poco claras.

Conciertos de prueba

Previsiblemente antes de verano, en los próximos meses, se organizarán tres conciertos de unos 1.000 espectadores en París y Marsella, donde se probará la eficacia de las medidas contra la COVID-19 en este tipo de espectáculos. 

El protocolo médico que se llevará a cabo para tratar de evitar los contagios en el evento será gestionado por el INSERM, un instituto público de medicina que depende del Ministerio de Sanidad. Según explicó su director al diario 'Le Figaro', los conciertos serán gratuitos y podrán asistir a ellos, con mascarilla, voluntarios que tengan entre 20 y 40 años y que no tengan patologías previas.

Las 1.000 personas que acudan a cada uno de los conciertos en la sala Le Dome, en Marsella, tendrán que hacerse un test el día antes del concierto, otro siete días después y otro catorce días más tarde, para que los técnicos del INSERM puedan estudiar la hipotética trazabilidad y expansión del virus en el evento.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?