Martes, 11 de Mayo de 2021

Otras localidades

Animales

Lo que debes hacer si a tu perro le da un golpe de calor: así afectan las temperaturas a las razas

El aumento de las temperaturas puede ser peligroso para las mascotas si no se tiene cuidado, por eso es importante que sepas como actuar en caso de que tu perro sufra un golpe de calor

Lo que debes hacer si a tu perro le da un golpe de calor este verano.

Lo que debes hacer si a tu perro le da un golpe de calor este verano. / Gettyimages

Al igual que le ocurre a los humanos, los animales sufren los cambios de estación y las temperaturas extremas, por eso es muy importante prestar atención a recomendaciones que los expertos y veterinarios hacen cuando llegan estas fechas. Aun así, no todos los perros lo sienten de la misma manera, y dependiendo de la raza, pueden ser más susceptibles a sufrir un golpe de calor o una deshidratación.

A pesar del susto que puede producir que tu perro padezca una insolación, hay una serie de consejos que debes seguir cuando esto ocurre para poder regular la temperatura corporal del animal y que no desencadene en una situación peligrosa y termine perdiendo el conocimiento.

Dificultades respiratorias y con mucho pelo, las razas más expuestas

Los perros más expuestos a estas reacciones son aquellos con mucho pelo como el Chow Chow o el Pomerania porque su piel tiene una dificultad mayor para transpirar, o de razas braquicéfalas, como el Bulldog francés, el Bulldog inglés, o el Pekinés, al tener más problemas de respiración por su estructura craneal, estos animales suelen identificarse por su morro chato.

En general, hay que tener precaución con todos los perros cuando llega el calor. Restringir sus salidas en las horas más duras de sol, mantenerlos hidratados, cortarles el pelo siguiendo los consejos del peluquero canino (nunca raparlo) o bajo ningún concepto dejarlos en el coche. Como explica el veterinario y profesor en la Universidad CEU de Valencia, Juanma Lomillos, las recomendaciones a tener en cuenta son parecidas a las que sigue cualquier persona en estas estaciones para prevenir el calor.

Mojar al perro de inmediato y darle agua

El jadeo, el aumento de la frecuencia respiratorio y las taquitneas son los primeros síntomas que presenta un perro cuando está empezando a sufrir un aumento en su temperatura corporal. Si esto sucede, el veterinario indica que hay que dar agua de inmediato al animal, pero además habrá que "mojarlo al momento" para ayudar a su regulación, aunque nunca se debe hacer con agua helada porque puede sufrir un shock.

"También se le puede echar alcohol, porque refresca mucho, o toallas húmedas" explica Lomillos, pero advierte que si se siguen estos pasos y el perro no recupera el conocimiento hay que llevarlo al veterinario lo más rápido posible. Además, a este tipo de razas que se han mencionado lo mejor es no llevarlas a la playa o, en horas de elevado calor, a dar paseos por la montaña, insiste, porque lo más normal es que puedan padecer sofocos.

Perros que se adaptan mejor al frío y otros al calor

El veterinario señala que cada perro necesita unas condiciones de entorno, vida y espacios determinados, y a la hora de adoptar una mascota es muy importante tener estos factores en cuenta para reducir riesgos. "Si vivimos en una zona muy calurosa no deberíamos tener un Husky Siberiano" explica Lomillos, ya que hay razas que se adaptan mejor al frío y otras al calor. Pone el ejemplo de la ciudad donde reside, y asegura que en Valencia cuando llega el verano esta raza no puede soportar el calor y apenas sale de casa.

Por el contrario, las razas de perro más pequeñas y con pelo corto son las que peor se adaptan a los entornos fríos, y es por eso por lo que se recomienda a animales como por ejemplo el Chihuahua, vestirlos con jerséis o chaquetas en invierno para que no sufran una hipotermia. Pero señala, en cuanto a vestir animales, que hay que tener cuidado, porque no siempre que se les viste se les está protegiendo.

Hay que tener en cuenta también sus necesidades físicas

En el mismo sentido, Lomillos comenta también que, al igual que hay que fijarse en la temperatura hay que hacerlo con el físico y la fisiología del perro, porque hay perros que necesitan mucho ejercicio físico y estimulación. Por ejemplo el Dálmata, el Braco de Weimar o el Galgo, son animales que necesitan correr y estar sueltos, "si lo metemos en casa y no lo sacamos se van a subir por las paredes".

Por ello, recomienda que si apenas se va a tener tiempo para estar con el animal o para sacarlo a que haga sus ejercicios, lo mejor es elegir una raza distinta y más calmada, "que también las hay", siguiendo las recomendaciones de la protectora.

Si quieres saber más recomendaciones y consejos para tus mascotas entra en este enlace para ver la entrevista completa al veterinario Jaunma Lomillos en Twitch.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?