Domingo, 09 de Mayo de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Pfizer desarrolla una píldora contra la COVID-19 que pretende reducir sus síntomas más graves

La farmacéutica pretende tenerla lista a finales de año para hacer frente a la primera aparición de síntomas y reducir así el empeoramiento de la enfermedad y las hospitalizaciones

Pfizer desarrolla una píldora contra la COVID-19 que pretende reducir sus síntomas más graves.

Pfizer desarrolla una píldora contra la COVID-19 que pretende reducir sus síntomas más graves. / DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

Las campañas de vacunación parecen haber cogido velocidad de crucero en los últimos meses desde que los Gobiernos están sumando todos sus esfuerzos para conseguir llegar a finales de verano con una mayoría de la población vacunada contra el coronavirus. Por su parte, las farmacéuticas siguen implementando sus esfuerzos para investigar más sobre el coronavirus con el fin de paliar sus efectos en pacientes que ya hayan contraído la enfermedad.

En este sentido, la farmacéutica Pfizer, una de las desarrolladoras de la vacuna con mayor eficacia del mercado, ha anunciado que ha empezado a desarrollar una píldora que pretende posicionarse como un tratamiento antiviral que reduzca los síntomas producidos por la COVID-19 en enfermos.

Evitar que la COVID-19 se reproduzca

El fármaco denominado PF-07321332 está en su fase 1 de experimentación con varios grupos de ciudadanos que están participando en el ensayo clínico en Estados Unidos y Bélgica. Desde Pfizer han asegurado que si la píldora ofreciera los resultados esperados podría estar lista para finales de este mismo año, y estaría orientada a aquellas personas que contraigan la enfermedad que produce el virus de SARS-CoV-2 con el fin de evitar que empeoren los síntomas y reducir el número de hospitalizaciones.

En un comunicado que ha realizado la farmacéutica han destacado que se trata de "un potente inhibidor de proteasas con actividad antiviral contra el SARS-CoV-2". Esto quiere decir que, como ya ha funcionado en otras enfermedades contra la Hepatitis C o el VIH, tomar esta píldora impediría al virus replicarse dentro de las células y con ello empeorar el funcionamiento pulmonar y digestivo.

Se espera acabar con las fases a finales de año

Las primeras pruebas clínicas que se han realizado sobre este antiviral han sido optimistas, pero ahora habrá que esperar a que la fase 1 del ensayo con unas 60 personas adultas de entre 18 y 60 años den los mismos resultados. Según ha informado Pfizer esperan acabar con esta primera fase el 25 de mayo.

En esta etapa se observa en la muestra cuales son los efectos secundarios o el nivel de tolerancia del fármaco, en la siguiente etapa se multiplicarán las dosis y en la tercera se probará tanto en su forma de píldora como en líquida para observar sus efectos. No obstante, esperan que para finales de año hayan finalizado sus fases de experimentación y pueda entrar al mercado a principios del 2022.

Además, han anunciado que se está trabajando también en otro tipo de inhibidor de proteasas que actúe como tratamiento para las personas que tengan que ser hospitalizadas por la gravedad de los síntomas y que se administraría por vía intravenosa. Este fármaco se está provando en los pacientes que se encuentran ahora en una fase grave de la enfermedad con el objetivo de estabilizar su situación.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?