Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

Pirotecnia

¿Podrían prohibirse los fuegos artificiales en España por el bienestar animal? Alemania lo hace por el COVID

De cara a la próxima Nochevieja, Alemania ha decidido prohibir el uso de fuegos artificiales para evitar que haya accidentes por su mal uso y así en la UCI se destinen los esfuerzos a los enfermos de coronavirus

Así lo ven desde el sector animalista y pirotécnico, consultados por la Cadena SER

Un perro observando fuegos artificiales desde la ventana, algo que les causa miedo y estrés, entre otras cosas.

Un perro observando fuegos artificiales desde la ventana, algo que les causa miedo y estrés, entre otras cosas. / Vincent Scherer (Getty Images)

Dentro de las medidas que va a aprobar Alemania de cara a la próxima Nochevieja, el 31 de diciembre, está la prohibición del uso de los fuegos artificiales, algo que afectará también a la Navidad. Esta norma que tradicionalmente no ha existido en el país se aplicará por segundo año consecutivo principalmente para evitar quemaduras y accidentes que obligarían a usar ambulancias y centros de urgencia y cuidados intensivos, en una época en la que hay enfermos de coronavirus y se prefiere destinar los esfuerzos sanitarios a estos.

Esta decisión ha sido aplaudida, por la parte que le toca, por asociaciones medioambientales y animalistas, ya que beneficia a la reducción de la contaminación en el aire o acústica y de efectos adversos en los seres humanos y los animales. De hecho, desde hace dos años Alemania ha estado contando con zonas libres de fuegos artificiales para evitar problemas de salud y tener aire puro todo el año. Muchos negocios han dejado de vender productos pirotécnicos. Y ahora desde Alemania estos sectores piden incluso que su prohibición sea total, para todo el año, lo cual supondría un alivio para multitud de animales que sufren daños físicos (pueden ser graves) a nivel auditivo, porque el oído de muchos animales es considerablemente más sensible que el humano, también sufren casos de miedo, estrés y alteración del sistema nervioso, y por último, efectos nocivos por las partículas químicas que contiene, tal y como recoge animal-ethics.org

¿Podría suceder esto en España? Son muchas las asociaciones y colectivos animalistas que suelen mostrar su enfado y su queja con respecto al uso de pirotecnia, desde fuegos artificiales hasta petardos, por los daños que ocasionan a los animales. También de ciudadanos que tiene mascotas y que denuncian esta situación en la que cuando hay algún tipo de celebración con pirotecnia ven a su gato o perro, por ejemplo, sufrir innecesariamente. Por ejemplo, este mismo verano por la celebración de las fiestas de San Juan un grupo de animalistas convocados por la organización AnimaNaturalis se manifestaron en Barcelona pidiendo que al menos fueran sin sonido.

¿Podrían prohibirse los fuegos artificiales en España?

Desde la Federación Española de Protección Animal cuentan a la SER que sería una "iniciativa valiente, adecuada y muy necesaria. No solo para proteger a los animales (tanto silvestres como domésticos), sino también a las personas". Explican que "el ruido de los fuegos artificiales sobrepasa lo que se pueda considerar ruido molesto" y que para los animales "es como si se desencadenara una guerra y ellos estuvieran en el epicentro. La pirotecnia genera taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte. Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. El impacto es letal en muchos casos, contando además con el impacto psicológico del miedo provocado".

Por ello, de cara al futuro en España, creen que "tarde o temprano se acabarán imponiendo otros medios de celebración, porque la sociedad cada vez está más concienciada. Hay muchas maneras de celebrar, como utilizar drones como hicieron en las olimpiadas o efectos con láseres, igual de impactantes y bonitos".

En esto coinciden también desde la Asociación Animalista Su Voz, de Toledo. "Deberíamos abogar por la pirotecnia sin ruido, ya que las explosiones de la pirotecnia tradicional afectan a animales de todo tipo, desde los que tenemos en casa como perros y gatos hasta aves y animales de nuestro medio urbano, y el estallido en muchos casos causa infartos, ansiedad y pánico", valoran. Insisten en que "no sólo afecta a los animales, también afecta a los humanos como a personas con autismo o epilepsia". "Lo que está claro es que la pirotecnia tradicional afecta de forma bastante extrema a un gran número de seres vivos", sentencian.

"El tema de la regulación es otra historia, ningún político se atreve a tomar una decisión que pueda percibirse como impopular, pero no deja de sorprendernos que el Miteco de Teresa Ribera no haya tomado cartas sobre el asunto, teniendo en cuenta que la fauna en general y la avifauna en particular están protegidas tanto por la Ley de Biodiversidad como por la Directiva de aves. Y la pirotecnia claramente atenta contra los preceptos incluidos en ambas. Mención aparte para los animales domésticos, cuya protección está recogida por el Código Penal", explica la FEPA.

Por último, estos plantean una cuestión: "Causarles daños graves o la muerte es un delito penal, ¿quién se responsabiliza del fallecimiento de un animal doméstico por causa de la pirotecnia? Se hace necesario evolucionar y buscar formas de celebración no letales".

Sobre la regulación a aplicar, desde la protectora de Toledo lamentan que después de cada celebración con pirotecnia llegan "avisos de animales que han huido por el pánico que les ha producido y han terminado siendo atropellados o causando accidentes". "Es por esto que desde hace tanto tiempo asociaciones y organizaciones no sólo animalistas pedimos una pirotecnia regulada", concluyen.

¿Qué propone el sector de la pirotecnia en España al respecto?

Preguntados por la decisión alemana, la Asociación Española de la Pirotecnia explica a la SER que en España hay una situación diferente. Cuentan que en Alemania este tipo de pirotecnia solo se usa el 31 de diciembre y solo en la franja desde las 18:00 a las 1:00, pero en España se usa la pirotecnia todo el año, por lo que "no hay un uso establecido durante una franja horaria de siete horas únicamente, y esto hace que en caso de existir heridos no generaría nunca una afluencia de los mismos en la misma ventana de tiempo".

No obstante, sobre la petición de asociaciones de que haya cambios para proteger a los animales, afirman estar al tanto de todas las noticias que surgen y confirman que se "está trabajando en varias vías". Por ejemplo, "una va a ser la proposición de creación de una regulación de uso para esta pirotecnia recreativa". Y otra es "cooperar con clínicas veterinarias para fomentar el adiestramiento de animales para perder la fobia a la pirotecnia como ya se esta haciendo en muchas clínicas veterinarias".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?