Domingo, 23 de Enero de 2022

Otras localidades

Vacunación

La ONU cree que la vacunación obligatoria "no es admisible bajo ninguna circunstancia" pero apoya las "multas"

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, considera que podría ser apropiado restringir ciertos derechos y libertades, incluso el acceso a instalaciones como hospitales y colegios, a las personas no vacunadas

Michelle Bachelet

Michelle Bachelet / Getty Images

La vacunación obligatoria es un aspecto que se están planteando en muchos países del mundo, ante los bajos niveles de población inmunizada que presentan. Un ejemplo claro es Austria, quien ya ha avanzado que impondrá por ley 'el pinchazo' que protege del coronavirus. Sin embargo, desde Naciones Unidas han dejado claro que están en contra de estas medidas.

“Bajo ninguna circunstancia, la gente tiene que ser vacunada a la fuerza, aunque si una persona se niega a cumplir con la obligación de vacunarse puede tener consecuencias legales, como por ejemplo una multa apropiada”, señaló este miércoles la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, quien añadió: “Debe siempre respetar los derechos humanos y forzarla no es aceptable”.

Además, Bachelet advirtió de que hay tomar en cuenta importantes consideraciones de derechos antes de hacer obligatoria la vacunación: “Debe cumplir con los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad y no discriminación”, según se lee en una transcripción de sus palabras durante un seminario del Consejo de Derechos Humanos.

La Alta Comisionada insistió en que “la obligatoriedad de la vacunación solo debe usarse cuando sea necesario para lograr objetivos imperiosos de salud pública”. “Y solo cuando las medidas menos intrusivas, como llevar mascarilla y la distancia social, no logren satisfacer esos objetivos de salud pública”.

Bachelet enfatizó también que para que la obligación esté “de acuerdo con los principios fundamentales de los derechos humanos de igualdad y no discriminación”, los países tienen que asegurar el suministro de vacunas y que sean realmente abordables. Así como que sean “suficientemente seguras y efectivas”.

Por último, Bachelet explicó también que podría ser apropiado restringir ciertos derechos y libertades, incluso el acceso a instalaciones como hospitales y colegios, a las personas no vacunadas. De cara al futuro, Bachelet afirmó que toda obligatoriedad en la vacunación “debe estar sujeta a revisión oficial frecuente para asegurar que siga siendo necesario, proporcional y no discriminatorio”

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?