Actualidad

Evolución gráfica de la pandemia de COVID-19: ómicron y la relajación de medidas disparan la sexta ola

La tercera ola, que empezó a tomar fuerza hace justo un año, marcó una tasa récord de incidencia: 899

Las vacunas marcaron un punto de inflexión en el número de ingresos en UCI y de fallecidos

Un sanitario realiza una prueba PCR a una persona desde su vehículo para la detección del coronavirus. / Rober Solsona (EUROPA PRESS)

Madrid

Según los últimos datos sobre COVID-19 difundidos por el Ministerio de Sanidad, la incidencia acumulada a nivel nacional a 14 días se sitúa ya en 511 casos por cada 100.000 habitantes tras aumentar en 38 puntos entre el jueves y el viernes. Un dato que sitúa a España en nivel de riesgo muy alto a una semana de Navidad, y alcanzando cifras que no se veían desde el pasado 11 de agosto.

Más información

Los datos avanzados durante el fin de semana por algunas comunidades autónomas, además, dibujan una confirmación de la tendencia de contagios. Se espera que de la reunión de este miércoles entre el presidente del Gobierno y los presidentes autonómicos puedan salir nuevas medidas, pero las autoridades sanitarias recomiendan ya extremar todas las precauciones.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha advertido este lunes que la incidencia acumulada seguirá subiendo durante, al menos, "dos o tres semanas" más, por lo que ha llamado a la población a adoptar "medidas de protección".

Tal y como muestran los gráficos, tras varios meses con cifras no muy altas, la menor percepción de riesgo y el hecho de que las autoridades hayan ido retirando medidas (aforos y movilidad, entre otras), junto la expansión de la variante ómicron, ha acelerado e intensificado una sexta ola de contagios que, pese a contar con una mayoría de la población ya vacunada, está dejándose notar con fuerza.

Incidencia acumulada

Los datos de incidencia de la primera ola no resultan fiables porque no había suficientes herramientas diagnósticas, pero la sexta ola ya es más intensa que la cuarta y todo apunta a que va a superar también el pico de incidencia de la segunda (529), alcanzado en noviembre de 2020.

La tercera ola, que empezó a tomar fuerza hace justo un año, en diciembre de 2020, fue la que marcó una tasa récord de incidencia: 899, el 27 de enero de 2021. El pico de la quinta ola (701,92) se registró hace cinco meses, el 25 de julio.

Ingresos en UCI

En lo que sí se percibe una diferencia notable, antes y después del inicio de la campaña de vacunación, es en el número de personas que han tenido que ingresar en UCI a lo largo de la pandemia.

Mientras que en marzo de 2020, días después de que se declarara el estado de alarma, se llegaron a superar los 500 ingresos diarios, la cifra más alta de la tercera ola rondó la mitad (267), en enero de 2021.

Número de fallecidos

La curva de fallecimientos es similar a la de ingresos en UCI, solo que con algunos días de retraso. La primera ola fue la peor (más de 900 muertos en un día), seguida de la tercera (595) y de la segunda (359). Una vez iniciada la campaña de vacunación, tanto el número de ingresos en unidades de cuidados intensivos como el de fallecimientos se ha reducido, pero tanto en la cuarta como en la quinta ola se encadenaron varias jornadas con alrededor de 100 muertos al día.

El número de fallecidos diarios de la sexta ola aún no ha experimentado un ascenso proporcional al de ingresos en UCI y se mantiene por debajo de 50. Con todo, la cifra oficial total de personas personas contagiadas desde el inicio de la pandemia asciende a 5.455.527 y el número total de fallecimientos por la enfermedad del SARS-CoV-2 asciende a 88.708 personas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad