Martes, 18 de Enero de 2022

Otras localidades

Base Guantánamo

Guantánamo cumple 20 años desde su apertura sin una fecha de cierre en el horizonte

Obama fracasó en su intento de clausura y la Administración de Biden señala que "sigue centrada en el cierre de la instalación de detención", pero por el momento no ha tomado decisiones en este sentido ni se ha marcado plazos

Estados Unidos gasta cada año 540 millones de dólares para mantener Guantánamo, donde en la actualidad hay 39 hombres internados, según Human Rights Watch (HRW)

Varios prisioneros de Guantánamo rezando

Varios prisioneros de Guantánamo rezando / Getty Images

La prisión de Guantánamo cumple este martes 20 años abierta, pese a ser un polémico símbolo de la lucha antiterrorista de Estados Unidos que actualmente alberga a 39 reos y cuyo cierre todavía no se vislumbra a pesar de las promesas del presidente, Joe Biden.

Ubicado en una base naval estadounidense en el este de Cuba, el centro de detención de la bahía de Guantánamo abrió en 2002 por orden del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush (2001-2009) como respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"Veinte años después, es innegable que la prisión de la bahía de Guantánamo es un fracaso legal, moral y ético. Es un símbolo mundial de la injusticia, la tortura y el desprecio por el Estado de derecho", señaló a Efe Hina Shamsi, directora de Seguridad Nacional de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Destino de casi 800 presuntos terroristas detenidos en Afganistán e Irak, Guantánamo ha estado en el ojo del huracán por los programas de detenciones secretas y torturas, que incluían ahogamientos simulados y técnicas para que los presos no pudieran dormir.

Estados Unidos gasta cada año 540 millones de dólares para mantener Guantánamo, donde en la actualidad hay 39 hombres internados, 27 de ellos sin cargos penales en su contra, según un informe publicado por la ONG Human Rights Watch (HRW) con motivo del 20 aniversario del penal.

Para HRW, el uso de estas prácticas por parte de Estados Unidos ha dañado todo el sistema internacional de derechos humanos, facilitando los abusos por parte de otros países y haciendo más fácil su justificación.

Ningún presidente se decide a cerrarlo

La polémica que generó Guantánamo fue tal que su cierre se convirtió en una de las grandes promesas del presidente Barack Obama (2009-2017), aunque jamás pudo cumplir su compromiso.

Obama quiso enviar a los presos a cárceles en territorio estadounidense, pero el Congreso, con mayoría republicana, bloqueó sus esfuerzos con diversos pretextos, por lo que el Gobierno los trasladó a otros países. Con la llegada de Donald Trump (2017-2021) al poder, la Casa Blanca abandonó sus esfuerzos por cerrar el penal y tan solo trasladó a un solo reo en cuatro años.

Según un libro publicado por los periodistas del diario "The Washington Post" Yasmeen Abutaleb y Damian Paletta, Trump incluso habría sugerido en dos ocasiones a su equipo trasladar a Guantánamo a los enfermos de COVID-19 al inicio de la pandemia.

El actual mandatario, Joe Biden, ha retomado la promesa de cerrar la cárcel, pero con un perfil mucho más discreto que el que tuvo Obama en su momento, lo que ha sido criticado por organizaciones de la sociedad civil.

El año pasado, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró que "el objetivo y la intención" de la actual Administración es cerrar el penal, si bien no es un asunto que haya estado presente en la agenda de Biden durante su primer año de Presidencia.

Por lo pronto, el Gobierno ha autorizado transferir a tres presos fuera de la base naval de Guantánamo, donde quedan 39, lejos de los 780 que llegaron a pasar por sus instalaciones durante la Administración de Bush.

El verano pasado, Estados Unidos repatrió a Abdul Latif Nasir, último preso marroquí de Guantánamo y el primer reo que el Gobierno de Biden devuelve a su país, pero desde entonces no ha habido nuevos avances.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, fue preguntado este lunes por los periodistas en una rueda de prensa si el Ejecutivo ha adoptado alguna medida concreta para clausurar Guantánamo y contestó que la Administración de Biden "sigue centrada en el cierre de la instalación de detención".

"Nada ha cambiado a ese respecto, estamos en mitad de una revisión ahora sobre la manera de proceder", apuntó Kirby, quien destacó que actualmente la Junta de Revisión de los casos de los reclusos en penal continúa su trabajo para reubicar a los reos fuera del centro.

La directora de Seguridad Nacional de ACLU dijo a Efe que "hay que obligar a Biden a cumplir su promesa", porque "su Administración puede hacerlo y se trata de una cuestión de voluntad". "Si el presidente Biden se toma en serio la defensa de los derechos humanos, la equidad racial y la justicia, debe tomar medidas y cerrar Guantánamo definitivamente”, expresó Shamsi.

Amnistía Internacional denunció en un comunicado, publicado en la última semana, que "el Gobierno de Estados Unidos continúa perpetrando graves violaciones de los derechos humanos en Guantánamo", dado que "ninguno de los presos ha recibido un juicio justo y continúan detenidos indefinidamente vulnerando el debido proceso".

Por último, la ONG, que cada 11 de enero organizaba una concentración con gente vestida con monos naranja frente a la Casa Blanca, hará una protesta virtual debido al avance de la variable ómicron del coronavius en Estados Unidos.

Cuba pide su clausura en "territorio ocupado ilegalmente"

Por su parte, el Gobierno de Cuba ha reclamado este martes el cierre del centro de detención en la base naval estadounidense de Guantánamo, una "cárcel atroz" establecida hace exactamente 20 años y que considera instalada en territorio "ocupado".

"Ya son 20 años de escandalosos abusos en territorio cubano ilegalmente ocupado en la bahía de Guantánamo por parte de los mayores violadores de los Derechos Humanos en el mundo", ha afirmado en Twitter el presidente cubano, Miguel Díaz Canel.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, ha señalado en su perfil que son ya "20 años de ignominia" y ha recordado que 780 presos han pasado en algún momento por la base norteamericana, "detenidas arbitrariamente, sin juicio o debido proceso". Asimismo, ha denunciado "torturas y tratos degradantes" contra estos reclusos.

Cuba cedió a Estados Unidos el control de la bahía de Guantánamo a principios del siglo XIX, en el marco de una reconfiguración de la soberanía de la isla tras el fin de la etapa colonial española que implicó inicialmente el pago de 2.000 dólares anuales en monedas de oro. Un tratado suscrito en 1934 reafirma este particular contrato de arrendamiento, que se actualizó hasta los 4.085 dólares.

Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Cuba en 1961 y tres años más tarde el Gobierno de Fidel Castro cortó el suministro de agua y los accesos a la base. Desde entonces, las instalaciones son autosuficientes, con fuentes propias de energía y agua, como recuerda la Marina norteamericana en su página web. El contrato contempla como hipótesis para la rescisión el acuerdo previo entre los gobiernos de los dos países o el abandono de la propiedad por parte de Estados Unidos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?