Martes, 18 de Enero de 2022

Otras localidades

¿En qué me perjudica un no vacunado?

A pesar de que España es uno de los países del mundo con mayor tasa de vacunación, los que aún no han recibido ninguna dosis actúan como transmisores de una variante, la ómicron, que ha mostrado una mayor capacidad infectiva. "Los no vacunados posibilitan sobre todo una mayor circulación del virus", explica el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García

Amós García, vacunólogo: "Los no vacunados posibilitan sobre todo una mayor circulación del virus" / CADENA SER

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Las decisiones individuales afectan a nuestro entorno. Y en cuestiones de salud, optar por vacunarse o no resulta clave en la evolución de esta pandemia de coronavirus que está a punto de cumplir dos años. La variante ómicron ha puesto patas arriba otra vez las estrategias a seguir para frenar la expansión de los contagios. Nunca se sabrá a ciencia cierta cuántos ha provocado el SARS CoV-2, lo cierto es que el pasado 5 de enero, la OMS contabilizó 2,3 millones de casos en todo el mundo, la mayor cifra alcanzada hasta el momento. La capacidad infectiva de la nueva variante pulveriza todos los registros.

No hace ni dos meses que ómicron se detecto en Sudáfrica. A la espera de tener más información, los primeros estudios apuntan a que los contagiados vacunados cursan de forma más leve la enfermedad. Esto explica que el número de muertes a nivel global baje. En la última semana de diciembre, el número de casos aumentó un 70%, mientras que se registraron 41.000 muertes, un 10% menos que en los siete días anteriores. Se suma así la cuarta semana consecutiva de descensos. "La variante ómicron aparenta ser menos grave que la delta, especialmente en personas vacunadas, pero no hay que categorizarla como leve, porque también está causando hospitalizaciones y está matando", ha explicado el director de la OMS, Tedros Adhanom.

En este contexto, está siendo fundamental la campaña de vacunación. Existen dos factores clave que la frenan. Por un lado, la falta de acceso de viales en los países en vías de desarrollo a pesar de la labor de la COVAX, el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID impulsada por organismos públicos y privados para garantizar el acceso equitativo a las vacunas. Y por otro, las personas que deciden no vacunarse. El impacto de estos últimos en la salud del resto es evidente al convertirse en una especie de reservorio para que el virus circule con mayor facilidad. La gran capacidad infectiva de ómicron burla la barrera de la protección de la vacuna, que es capaz de evitar las formas más graves de la COVID en la mayoría de los casos.

Mayor circulación del coronavirus entre no vacunados

"Como punto de partida me pondría en la siguiente situación. ¿Se imaginan lo que significaría que en vez de un 90% de población vacunada tuviéramos un 90% de población sin vacunar? Cómo estaríamos en estos momentos con una circulación absolutamente brutal de la variante ómicron, que afortunadamente no se está traduciendo en un incremento importante de los casos graves, incluso los fallecimientos, gracias a las vacunas ¿Se imaginan lo que significaría estar ahora con un 90% de población sin vacunar?", apunta el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García.

La circulación del virus entre los no vacunados es mayor. "El gran impacto que pueden tener los no vacunados sobre el resto de la ciudadanía es que en ellos pueda seguir circulando el virus, fundamentalmente en ellos, en los no vacunados. En estos momentos, los grupos de edad en los que más está difundiéndose el virus son los comprendidos entre 20 y 39 años y en menores de 12, que son precisamente los grupos poblacionales que menos cobertura vacunal tienen", apunta el vacunólogo.

"Los no vacunados posibilitan sobre todo una mayor circulación del virus. Y esto tiene un impacto claro sobre el resto de la ciudadanía porque hay personas vulnerables que no han recibido la dosis de refuerzo y pueden resultar afectados como consecuencia de entrar en contacto con un no vacunado. La consecuencia fundamental de los no vacunados deriva de que es el ambito donde va a seguir circulando el virus. Y eso va a tener un impacto sobre la epidemiología global de la enfermedad", insiste Amós García.

El movimiento antivacunas mundial es transversal y lo forman personas de todos los estratos socioeconómicos y culturales. El último episodio más mediático de un no vacunado lo protagoniza el tenista serbio Djokovic. El ministro australiano de Inmigración, Alex Hawke, sigue considerando "a fondo" si volver a cancelar su visado, después de que el deportista ganara la víspera una batalla legal para poder entrar en el país sin estar vacunado contra la COVID.

La OMS, contraria a la obligatoriedad de las vacunas

El debate sobre imponer la obligatoridad de las vacunas para proteger la salud pública se mantiene. Dada la evolución de la pandemia, Italia ha impuesto la vacunación obligatoria a los mayores de 50 años y contempla multas de hasta 1.500 euros. En Francia, su presidente, Emmanuel Macron, se ha mostrado especialmente beligerante en los últimos días hasta el punto de afirmar que a los no vacunados tiene "muchas ganas de fastidiarlos. Y lo vamos a seguir haciendo hasta el final".

Desde la OMS, la directora del departamento de Salud Pública, María Neira, no ve probable la imposición de la vacunación en un país como España donde hay un porcentaje tan alto de población imnunizada. En una entrevista en la SER afirmó que la posición de la Organización Mundial de la Salud es que la obligatoriedad de la vacuna sea la última de las estrategias. Existen otras tareas prioritarias como el acceso global a las vacunas.

"La desigualdad en las vacunas mata personas, destruye trabajos y perjudica la recuperación económica global", ha afirmado el director de la OMS, Tedros Adhanom, quien lamenta que "algunos países estén ya dando a sus ciudadanos una cuarta dosis mientras otros no tienen suministros suficientes para inmunizar a sus trabajadores sanitarios y grupos de riesgo".

La inmunización mediente las vacunas sigue siendo una de las medidas más efectivas para controlar esta pandemia de coronavirus, al igual que ya se ha hecho con otras enfermedades como el sarampión o la polio.

Interior de la discoteca Opium de Barcelona el pasado viernes / CADENA SER

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?