¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SALUD

La vitamina D; los beneficios del sol

Los expertos recomiendan exponerse 15 minutos al sol fuera de las horas punta y sin protección, tomar pescado azul, huevos y lácteos, y evitar la obesidad

El sol es una de las fuentes principales de vitamina D, por eso, ahora que llega el verano, es importante aprovecharlo para cuidar nuestra salud. Esta vitamina es trascedental para el sistema óseo e inmunitario, de ahí que la nutricionista y coach nutricional Ainhoa Prat (www.vegetablesandbeans.com) recomiende unas pautas que ayudan a prestar atención a nuestros hábitos de vida.

1. Es necesario exponerse al sol

Entre 15 y 20 minutos al día sin protección solar y fuera de las horas punta.  El déficit de vitamina D aumenta un 40% durante el invierno debido a la ausencia de sol.

2. Aumentar la ingesta de algunos alimentos

Como el pescado azul (sardina, caballa, salmón...), la yema de huevo, los lácteos o las carnes.

3. Evitar la obesidad

Las personas que la padecen suelen sufrir déficit de vitamina D.

4. No abusar de los suplementos alimenticios

La vitamina D se almacena en el hígado y en el tejido graso, y su ingesta debe estar bien pautada ya que un exceso puede tener efectos tóxicos (cálculos renales, cefalopatías...).

El déficit de esta vitamina puede provocar Osteomalacia (desmineralización del cuerpo), osteoporosis (pérdida de masa ósea) y raquitismo en los niños. Según Ainhoa Prat, "la vitamina D es liposoluble -está en la grasa- y ayuda a la absorción del calcio, por eso, los lácteos desnatados pierden esa propiedad".

Cargando