Últimas noticias Hemeroteca

"El jamón de york no existe", la charla viral de dos científicas que debería verse en los colegios

Marián García y Gemma del Caño triunfan con su forma de explicar los trucos de la industria para que compremos productos menos sanos

La charla viral de las dos científicas. / Naukas

Gemma del Caño es farmacéutica y trabaja en la industria alimentaria, "para el enemigo", bromea. Comenzó a hacer divulgación científica al comprobar la desinformación y el miedo "infundado" de que algunos ingredientes de los productos que se veden en los supermercados nos envenenan. "Tenemos los productos más seguros de la historia, pero es verdad que debería haber más ética. Tergiversamos la información, manejamos la legislación muy bien. Es una de las partes que tenemos que mejorar como industria. Lo hacemos en el envase, nunca en la etiqueta", confiesa. Antes de comprar hay que darle la vuelta al envase. "Ponemos en letras muy grandes con lo que queremos que veáis y en pequeñitas lo que no queremos que veáis", explica. Los ingredientes en las etiquetas suelen estar en un tamaño de letra minúsculo. La legislación establece que midan como mínimo  1,2 milímetros. 

Divulgación a toda costa. Y el humor como herramienta. Es la máxima de la doctora en Farmacia, nutricionista, profesora de la Universidad Isabel I y autora del blog Boticaría García, Marián García.  Lo habían dicho de todas las maneras posibles, pero nunca ha tenido la repercusión que están alcanzando ahora con su charla del sábado en Naukas, un encuentro de científicos que quieren hacer llegar a todos sus mensajes. Sándwich mixto en tres actos es el nombre de la charla que disecciona los tres elementos principales de los que está compuesto: el jamón de york, el queso y el pan. 

Por qué no existe el jamón de york 

Con un texto dramatizado en el que cabe una superwoman y varios éxitos musicales versionados para la ocasión, Gemma y Marián son capaces de interesar a pequeños y mayores con su forma de contar las cosas. "Nos están llegando las fotografías del interior de la nevera de algunos que han visto el vídeo, comentarios muy amables con los que sentimos que hemos dado un paso más", cuenta Marián que en Navidad comenzó a darle forma a su idea de utilizar canciones en la charla. 

"La gente desconoce que york es un cajón de sastre donde cabe todo porque no hay regulación. Cuando aparece la palabra york en el envase suele significar que solo tiene un 50% de jamón". aclara Marián. La clave está en conocer las tres categorías. Jamón cocido extra es el de más calidad porque tiene entre un 80-90% de jamón, luego está el jamón cocido con un 70-80% y el de menos calidad que se llama fiambre de jamón o de pavo que solo tiene alrededor de un 50% de jamón. El resto es agua, fécula y otros. 

Otros trucos de la industria 

Rallado o queso fundido son trampas de la industria para referirse a productos que poco tienen que ver con el queso y que compramos de forma habitual para preparar un sándwich o cualquier otra comida. El queso contiene fermentos lácteos, cuajo, sal y leche. Nada más. 

El pan de molde es otro clásico fácil de llevarnos a engaño. De masa madre, con cinco cereales, multicereales y otros reclamos que vemos en los paquetes nos confunden sobre lo que contienen realmente. Si leemos la etiqueta es fácil encontrar que solo lleve de cereal menos de un gramo por cada 100, algo irrelevante. Gemma y Marián avisan que lo hay que comprobar es que la harina que se utilice sea integral y aparezca como primer ingrediente. Si lo primero que vemos es harina de trigo tal cual, no es un producto integral aunque se anuncie como tal. Marián denuncia que la etiqueta de integral "se toma muy a la ligera", la legislación es muy laxa porque puedes poner integral sin que el primer ingrediente lo sea. Felices por la repercusión de su charla y dispuestas a seguir adelante, ambas están convencidas de que el humor es un arma poderosa, también en la ciencia. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?