Buenismo bienBuenismo bien
Humor

Pilar Alegría, ministra de Educación: "Muchos votos a VOX son fruto del cabreo"

La socialista cree que la mayoría de votantes del partido de Abascal no piensan como sus dirigentes

Buenismo Bien | 05x25 | Pilar Alegría, la ministra educada

Madrid

Pilar Alegría ha sido la siguiente representante del Gobierno que ha visitado Buenismo Bien, siguiendo el ejemplo de Yolanda Díaz o Alberto Garzón en las últimas semanas. La ministra de Educación ha hablado con Quique Peinado y Manuel Burque sobre cómo explicar a los más pequeños lo que está pasando en Ucrania y ha puesto en valor la labor de los docentes. Además, Alegría ha contado cómo es su vida después de haber sido nombrada ministra, sustituyendo a Isabel Celáa en julio de 2021.

La socialista ha explicado que el 90% de su entorno es ajeno al mundo de la política: "Vengo de un pueblo de Zaragoza de 400 habitantes, a mi grupo de amigos los conozco desde que éramos muy pequeños. Yo soy Pili para ellos". Muchos de ellos, cuenta, tienen inclinaciones políticas muy diferentes a las suyas, pero no es ningún problema: "Es posible defender nuestras ideas basadas en el respeto hacia la otra persona", asegura la ministra.

No obstante, Alegría dice que le sería complicado mantener una relación de amistad con un votante de la ultraderecha: "Estoy segura de que la mayoría de personas que votan a VOX no piensan igual que sus dirigentes, sino que es un voto que nace del cabreo", afirma. La socialista ha dejado claro que ella jamás ha tenido ningún episodio desagradable en su vida privada con detractores del Gobierno ni nada por el estilo.

Además, la ministra de Educación ha querido destacar el trabajo de los docentes en la que se está centrando la próxima reforma educativa y en la que siguen trabajando desde el propio Ministerio.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad