Sociedad

Un 11% de los hogares madrileños reconoce haber acudido a servicios sociales

Un informe del ayuntamiento de Madrid sostiene que cerca del 15% de las familias no puede hacer frente a imprevistos de más de 750 euros

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís / Europa Press (EUROPA PRESS)

Madrid

Un 11,1 % de los hogares madrileños, porcentaje que se traduce en unas 130.000 personas según el Ayuntamiento, reconoció haber acudido, por parte de alguno de los miembros de la casa, a los servicios sociales municipales, una cifra que prácticamente duplica el 6,5 % registrado por el Consistorio a fecha de marzo de 2020.

Más información

Así lo asegura el informe ‘Diagnóstico social 2021-2022. Primera ola del panel estable de hogares del Ayuntamiento de Madrid’, llevado a cabo por la Dirección General de Innovación y Estrategia Social del Consistorio y presentado en rueda de prensa por la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs); el delegado municipal de Familias, Igualdad y Bienestar Social, José Aniorte (Cs), y el director general de Innovación y Estrategia Social, Héctor Cebolla.

El documento, que según Villacís mira a la “realidad” y no niega “evidencias” como la pobreza en la capital, también indica que el 28,14 % de los hogares tiene dificultades para llegar a final de mes, así como que el 14,88 % vive con presupuestos familiares “ajustados” y no podría hacer frente a imprevistos de más de 750 euros.

A este respecto, el panel esgrime que un 11,68 % de las casas no pueden costearse unas vacaciones anuales de, al menos, una semana, al tiempo que un 7,93 % tiene problemas a la hora de pagar su vivienda y un 7,06 % asegura tener dificultades para mantener una temperatura acorde a la realidad climatológica del momento. Por su parte, un 5,91 % tiene problemas para costear los suministros fijos de la casa, como la luz y el agua.

La mayor vulnerabilidad tiene menos volumen pero es igualmente “apreciable” en ciertos hogares de Madrid. En un 2,19 % de los hogares no se come proteína animal cada dos días por incapacidad económica, mientras que el 2,14 % afirma que está en “riesgo” de perder su vivienda. Cerca de un 2 %, además, asegura disponer de ingresos mensuales por debajo de los 500 euros.

Más contacto con los servicios sociales

Además del mencionado 11,1 % de familias que han acudido a los servicios sociales durante 2021 por al menos algún miembro, el informe resalta que han sido las monoparentales las que, mayoritariamente, creen que podrían verse forzados a solicitar este tipo de ayudas, con un 15,86 %.

En concreto, tras las familias monoparentales, los hogares más vulnerables serían los unipersonales de mayores (10,4 %); los hogares de dos adultos con hijos (7,7 %); los unipersonales (6,94 %) y el 14,3 % del resto de hogares.

Los niveles de pobreza también se disparan en el caso de las familias monoparentales, hasta situarse en un contexto “alarmante”, según el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, José Aniorte; si se comparan los niveles de pobreza más agudos, a nivel general son de un 2,1 %, pero escala hasta el 6,12 en el caso de las familias monoparentales.

Otro de los porcentajes que se eleva significativamente, en el caso de las familias monoparentales, se refiere directamente a la ocupación laboral en el hogar. Mientras que un 6,6 % de los hogares de Madrid tiene a todas las personas en paro, entre las monoparentales el porcentaje crece hasta el 22,5 %.

Buena convivencia a pesar de la precariedad

En el desglose de las zonas más vulnerables, Cebolla ha confirmado una dinámica “ya conocida”, estableciendo el sur y el este de ciudad como las partes más afectadas desde el punto de vista económico.

La convivencia en los hogares, asegura el informe, es “positiva”, más allá de la situación económica de cada uno de los hogares. En concreto, las casas que viven en una situación más precaria afirman, en un 70 % de los casos, que la convivencia es buena, mientras que el porcentaje asciende hasta el 90 % cuando la situación es cómoda.

Con respecto a los “conflictos de pareja”, el texto señala que la incidencia en la violencia entre las parejas es del 0,85 %.

Reparto de tareas "igualitario", aunque mayor carga en las mujeres

La organización de las tareas del hogar, ha querido resaltar Cebolla, es “extraordinariamente igualitaria” en la ciudad de Madrid, aunque a tenor de los datos extraídos en el documento, las mujeres tienen una mayor carga que los hombres en la limpieza, la cocina y la compra.

En lo que concierne a la limpieza, un 49,8 % de los hogares asegura que las labores se realizan a partes iguales, mientras que en el 36,4 %, son las mujeres quienes acumulan mayor trabajo y solo en un 3,8 % de los casos son los hombres. Similar es el caso de la cocina, con un 41,4 % de hogares que reparten a partes iguales, un 45,2 % donde las mujeres predominan y un 8,5 % en el caso de los hombres que toman la iniciativa.

En cuanto a la compra, el porcentaje igualitario crece hasta el 59,4 % y se estabiliza más que en otras tareas, con un 22,8 % de hogares donde recae sobre las mujeres y un 14 % en los hombres, mientras que en las gestiones, el 50 % de los hogares reparten a partes iguales, en el 27 % recae en los hombres y en el 16,1 % en las mujeres.

Los arreglos del hogar, por último, también son mayoritariamente realizados por hombres (35,1 % de hogares frente al 5,9 % en el caso de las mujeres), aunque la cifra de reparto igualitario es también alta (29,2 %).

Brecha de género

El informe también se refiere a la “desventaja laboral femenina”, que se recrudece especialmente en sectores como el riesgo de inactividad frente a estar ocupado o desempleado, que es del 34,8 % en el caso de los hombres y del 44,3 % en el de las mujeres. También es evidente en la duración de la jornada laboral: un 22,1 % de mujeres trabajan en esta modalidad, frente al 10,4 % de los hombres.

A partir de los 30 años, el 26 % de los hombres con educación secundaria o menos trabajan a tiempo parcial, lo que supone una reducción de “casi” 20 puntos que en las mujeres con estas condiciones.

Respecto a la escolarización de menores de cuatro años, un dato “importante” en palabras de Villacís, el 74,3 % están escolarizados.

En lo que respecta a la autonomía y la situación de las personas de edad avanzada, el 20 % de los mayores de 65 años en Madrid necesita “ayuda personal” de forma muy frecuente, un apoyo que suele venir directamente de sus familias, aunque Cebolla ha reconocido que “no todos cuentan” con este recurso. Es por ello que el 15,8 % no tienen a quien recurrir para tener algún tipo de ayuda cuando lo requiere de forma urgente.

Un 19 %, además, requiere algún tipo de asistencia, mientras que el 17,3 % reconoce haber pedido ayuda a domicilio. Estos datos e indicadores demuestran la “vulnerabilidad” de las personas de edad avanzada y son “alarmantes”, en palabras de Cebolla.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad