Internacional

Los programas de las elecciones en Francia: ¿qué proponen Emmanuel Macron y Marine Le Pen?

El presidente saliente y la candidata ultraderechista chocan en temas como la inmigración o la postura ante la guerra de Ucrania, pero sus posiciones no difieren tanto en cuanto a las reformas institucionales

Emmanuel Macron y Marine Le Pen / JOEL SAGET

Emmanuel Macron y Marine Le Pen se enfrentan este domingo en la segunda vuelta de las elecciones francesas. El duelo por la presidencia es el mismo que tuvo lugar en 2017, pero esta vez los pronósticos apuntan a un resultado más ajustado que entonces.

Según una encuesta de BVA para RTL y Orange, el presidente saliente conseguiría el 55,5% de los votos, frente al 44,5% de la candidata ultraderechista. En apenas una semana, Macron ha ampliado la distancia sobre su rival en 1,5 puntos. No obstante, la apariencia moderada de Le Pen en el debate y la posible abstención entre buena parte del electorado de izquierdas ponen en riesgo la reelección.

La decisión está en mano de los 49 millones de franceses llamados a votar. De lo que elijan, dependerá el rumbo del país durante los próximos cinco años en asuntos trascendentales como la reforma de las pensiones, la pérdida de poder adquisitivo, los retos que presenta la inmigración o la guerra de Ucrania. La agencia EFE ha recopilado los principales puntos de fricción de los dos candidatos a presidir Francia:

Poder adquisitivo

Macron presume de haber mejorado el poder adquisitivo en los últimos cinco años gracias a las bajadas de impuestos y persigue compensar el aumento de la inflación con ayudas puntuales, como una prima exenta de cotizaciones que las empresas pueden dar a sus trabajadores. También aboga por acabar con la tasa audiovisual que pagan la mayor parte de los franceses.

Frente a ello, Le Pen apuesta por bajar del 20% al 5,5% el IVA de carburantes y electricidad, reducir los peajes de autopistas y la tasa audiovisual, además de mejoras fiscales a las familias con, al menos, dos hijos.

Pensiones

Macron propone retrasar la edad mínima de jubilación de 62 a 65 años de forma paulatina, aunque con excepciones para los oficios más duros, al tiempo que apuesta por aumentar la pensión mínima hasta los 1.100 euros mensuales e indexar todas las pensiones con la inflación. Últimamente, dice estar dispuesto a que se evalúe la necesidad de subir la edad hasta 65 o 64 años.

Le Pen pretende mantener la actual edad de jubilación a los 62, pero permitiendo que se jubilen con 60 quienes hayan comenzado a trabajar antes de los 20 y acumulen 40 años cotizados.

Inmigración

Macron aboga por mantener la actual política pero endureciendo la concesión de visados para estancias de larga duración, que condicionaría a la superación de un examen de francés y a demostrar inserción profesional.

Por su parte, Le Pen propone convocar un referéndum sobre la inmigración, reservar las ayudas sociales a los franceses y a los extranjeros que lleven cotizando, al menos, cinco años. Además, suprimiría el derecho automático a la nacionalidad francesa a los nacidos en Francia y limitaría el acceso a la nacionalidad.

Guerra de Ucrania

Macron apuesta por ayudar militarmente a Ucrania, facilitar la acogida de refugiados de este país e imponer duras sanciones a Rusia.

Confusa sobre la ayuda militar a Ucrania y la acogida de refugiados, Le Pen plantea una alianza con Rusia una vez que se acabe el conflicto con el argumento de que Europa está obligada a entenderse con Moscú para evitar que caiga en brazos de Pekín.

Unión Europea

Macron plantea pasar de una Europa de la cooperación a una Europa convertida en potencia internacional, más soberana (sin dependencia energética o militar del exterior) y capaz de competir con Estados Unidos y China en todos los niveles.

Desde una postura euroescéptica, Le Pen apuesta por la supremacía del derecho nacional sobre el comunitario y por que Francia abandone el espacio Schengen. Asimismo, quiere reducir las competencias de la Comisión Europea para transformar la UE en una Alianza de naciones libres y soberanas.

Medioambiente

En materia medioambiental, el presidente saliente quiere potenciar el desarrollo de energías renovables en paralelo a la nuclear, introducir un impuesto al carbono a nivel europeo, fomentar el coche eléctrico y financiar la renovación de 700.000 viviendas al año para que consuman menos energía.

La aspirante apuesta claramente por la energía nuclear y propone eliminar la eólica, incluso desmantelando los aerogeneradores existentes. Promete ayudar a las empresas que compitan con rivales exteriores que contaminen más y lanzar un plan de renovación de viviendas.

Reforma institucional

En el aspecto institucional, Macron se muestra favorable a convocar referendos, pero no a dar al pueblo la posibilidad de pedir la destitución de cargos públicos a través de la recogida de firmas. También propone reformar la Constitución para incrementar la proporcionalidad en la Asamblea Nacional y que el mandato del presidente vuelva a ser de siete años.

Le Pen asegura que gobernará a golpe de referéndum si no tiene mayoría parlamentaria. Además, plantea una Asamblea Nacional más representativa, elegida por el sistema proporcional, y que el mandato presidencial sea de siete años no renovables.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad