Política

Móviles en las taquillas, barrido electrónico y solo papel y boli: el protocolo de seguridad para la comparecencia de la directora del CNI

Fuentes consultadas por la SER no descartan que Paz Esteban, la responsable del espionaje español, ponga su cargo a disposición del Gobierno tras ofrecer explicaciones en el Congreso

La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, llega a la comisión de secretos oficiales del Congreso. / JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

Madrid

La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, comparece desde las 9:00 horas ante la comisión de secretos oficiales del Congreso para dar cuenta del ‘caso Pegasus’, el presunto espionaje a través de un programa israelí a líderes independentistas y la intrusión en los teléfonos móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles. La comisión está reunida a puerta cerrada y los miembros de la misma están obligados a no divulgar las informaciones obtenidas durante su transcurso.

Fuentes de seguridad dan por hecho que Paz Esteban va a acudir al Congreso con todas las autorizaciones judiciales de las intervenciones telefónicas motivadas y firmadas por el Supremo. No hay 65 órdenes, como denunciaba el informe de Citizen Lab y todo gira, según estas fuentes, en torno a los miembros de Tsunami Democràtic, una investigación que sigue abierta y en la que aparece uno de los colaboradores de Citizen Lab y también promotor del informe Pegasus que ha originado todo el escándalo. Se desconoce si la de este jueves va a ser la última comparecencia de Paz Esteban porque estas fuentes aseguran que no descartan que, después de ofrecer explicaciones en el Congreso de los Diputados, sea la directora del CNI quien ponga su cargo a disposición del Gobierno. De todas formas, su continuidad en el cargo no está vinculada con este asunto, si no con la brecha de seguridad que se ha abierto tras el espionaje al presidente del Ejecutivo y a la ministra Robles.

La directora del CNI, Paz Esteban. / Europa Press News

Medidas para garantizar el secreto

La comparecencia de Paz Esteban se celebra a puerta cerrada y cuenta con un protocolo de seguridad reforzado para que no se conozca nada de lo que se haya dicho dentro. Los diez portavoces y la presidenta de la comisión están obligados por ley a no revelar nada de lo que la directora del CNI cuente o enseñe en su comparecencia. Entre las medidas especiales que se han organizado está la retirada de móviles antes de entrar a los participantes y miembros de la comisión. Los terminales se dejarán en unas taquillas colocadas especialmente para la ocasión. No podrán acceder a la sala con ningún aparato electrónico que permita grabación o reproducción de imágenes o documentos. Los servicios de seguridad harán un barrido electrónico para eliminar o bloquear cualquier dispositivo sospechoso. Los asistentes solo podrán recurrir al papel y al boli para anotar lo que les cuente o enseñe la directora del CNI.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad