Sociedad

"Esto es un cachondeo": le quieren cortar la luz por una deuda de cinco céntimos

Una vecina de Tenerife acaba de recibir un aviso de corte de la compañía eléctrica por una deuda de cinco céntimos. La deuda se generó a raíz de un error en el cobro por parte de la propia compañía.

Le cortan la luz por cinco céntimos

Le cortan la luz por cinco céntimos

06:28

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1674587290955/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Canarias

"Hay cosas que son injustas y que dan vergüenza", denuncia Eli, una vecina de Tenerife que llamó al programa Hoy por Hoy Tenerife para compartir con los oyentes de Radio Club Tenerife la rocambolesca historia que acaba de sufrir con la compañía de la luz. Eli recibió una carta en su casa avisándole de que si no saldaba su deuda de cinco céntimos, le cortarían el suministro. "Un recibo pendiente de cinco céntimos. Cinco céntimos", recalca esta vecina absolutamente indignada. "Encima la culpa es de ellos", añade, explicando que sus pagos los hace habitualmente a través de Correos, al no tener domiciliado el pago, y que es imposible que se haya producido ningún error.

Más información

"Todo el mundo estaba muerto de risa"

"Yo no tengo internet ni pago con cuenta bancaria", prosigue esta vecina. "Pago mis recibos religiosamente en correos y ahí no puede haber ningún error", explica Eli asombrada por el aviso de corte. "La compañía me explicó que me había cobrado doce euros de más, y me lo descontaron en el siguiente recibo. En esa operación se equivocaron, faltaron cinco céntimos y ahora me los reclaman en una carta amenazando con que me cortarían la luz si no lo pago", explica. "Me dicen que me ponga en contacto para pagarlo poco a poco, cinco céntimos... ha sido una mañana en Correos para descojonarse todo el mundo", añade.

"¿Me van a cortar la luz por cinco céntimos?"

"¿No es más caro enviar una carta y un traslado a Correos que cinco céntimos?", se pregunta Eli, que gastó más dinero en ir a Correos para saldar la deuda que en la deuda en sí misma. "Tuve que enseñarle la carta a todo el mundo porque esto es un cachondeo, nadie me creía. Los funcionarios se miraban unos a otros, como diciendo..., mira qué cachondeo con esta chica", cuenta Eli. "Un señor me dijo, ¿sabes lo que haría yo? Les pagaría un céntimo cada mes", añade. "Es que es muy fuerte, hasta vergüenza me da. Yo ya me lo he tomado a risa porque si no...", concluye.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad