Sociedad

Gumiel de Mercado modifica su ordenanza de bodegas y lagares con criterios prácticos

Un estudio geológico concluye que en algunos casos es necesario utilizar hormigón para consolidar estas galerías

La mayor parte de las bodegas y lagares se sitúan en el cerro

Aranda de Duero

Gumiel de Mercado acaba de modificar la ordenanza de bodegas y lagares, un documento que tiene algunos meses de existencia y donde el Ayuntamiento ha visto necesario incorporar algunos cambios para que pueda cumplir su objetivo de facilitar la recuperación y puesta en valor del legado que suponen las 106 bodegas y 69 lagares que se encuentran documentadas y catalogadas en el municipio.

Una de esos cambios permitiría utilizar hormigón en casos en que pueda estar justificado para consolidar alguna de estas construcciones que tengan riesgo de hundirse. Es una consecuencia de un informe geológico del barrio de bodegas que encargó el Ayuntamiento a una empresa que había hecho un buen número de trabajos de este tipo en la zona de La Rioja.

Lo cierto es que hace un año se produjo un hundimiento parcial de una de estas galerías, que afectó a otras próximas. Para poder solucionar este problema, se llegó a la conclusión de que no habría más remedio que recurrir a este material. “Como consecuencia del informe se concluyó que se estaban produciendo unos derrumbamientos en bodegas y había que actuar de abajo a arriba y analizando las posibilidades de intervención había que rellenar con hormigón y como el Ayuntamiento no debía utilizar una técnica que estaba restringida por la ordenanza, consideramos que habría que cambiar la redacción para no ser vender un mensaje contradictorio”, explica el alcalde, Pedro Gómez.

No vale con la declaración responsable

Por otra parte, la Ley de Urbanismo de Castilla y León admite para algunas actuaciones la declaración responsable en vez de la licencia de obras. El Ayuntamiento vio que esto podría ser un problema y ha decidido que la ordenanza especifique que no se pueden empezar a trabajar hasta no disponer de este permiso específico. “No nos garantizaba que se tuvieran en cuenta los criterios que establece la ordenanza para el mantenimiento y rehabilitación de las bodegas, entonces el Ayuntamiento recibirá su solicitud de licencia con su memoria valorada y una vez sabiendo lo que se va a hacer se permitirá actuar con garantías”.

Paralelamente, el Consistorio ha introducido una modificación en la ordenanza fiscal reguladora del impuesto sobre instalaciones, construcciones y obras. Y es que no se podía eximir del pago a las restauraciones de las bodegas y lagares, pero para que no supusiera un impedimento se ha decidido que se contemple una bonificación del 95% en estos casos.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00