Sociedad

El hijo del anciano quemado por el sol en una residencia de Valencia denuncia "la falta de humanidad"

La familia de la víctima pide a la Generalitat que analice y audite las residencias de personas mayores de la Comunitat Valenciana

Silueta de hombre mirando por la ventana en una imagen de recurso. / Yaraslau Saulevich

València

José María Gómez, el hijo del anciano de 92 años que sufrió quemaduras por el sol tras quedar abandonado en la terraza de la residencia en la que estaba interno, ha denunciado este sábado "la falta de humanidad y de rigor" del personal del centro ubicado en la localidad valenciana de Massanassa.

La familia, que hizo públicos esta semana unos vídeos en los que se puede ver el alcance de los daños sufridos por este hombre, enfermo de alzhéimer, estudia la interposición de una denuncia para que esta negligencia no vuelva a ocurrir nunca más.

Gómez acusa a la residencia, de titularidad privada con plazas concertadas, de haber tratado de desviar el tema desde el principio, diciéndole primero que fue su padre quien salió solo y después que había sido una interna quien lo había sacado.

"Una negligencia en toda regla"

"Es una tomadura de pelo", asegura este hombre, quien afirma que su padre es dependiente total, y además, denuncia que nadie lo echara de menos durante horas, ni siquiera a la hora de comer.

Por la gravedad de las quemaduras, afirma que su padre debió de pasar muchas horas expuesto al sol, y denuncia que se trata de "una negligencia en toda regla" y de "una falta de humanidad y de rigor" por parte del personal y la dirección.

Sigue ingresado en el hospital

El anciano se encuentra en estos momentos ingresado con quemaduras de segundo grado en el hospital La Fe de València, donde ha tenido que ser operado y la próxima semana tendrá que someterse a otra intervención quirúrgica.

"Mi padre no tendría que estar sufriendo esto a sus años", señala a EFE al tiempo que pide a la Generalitat que analice y audite las residencias de personas mayores porque muchas de ellas "están dejadas de la mano de Dios".

Ninguna llamada de la residencia

José María Gómez explica que la residencia les informó de los hechos el pasado 16 de agosto, pero no pudieron hablar con la directora hasta el 28 o 29 de agosto, que fue cuando volvió de vacaciones, y cuando lo hicieron, dice, ella no sabía nada del asunto. Desde entonces, añade, no han recibido ninguna llamada ni han tenido contacto con el centro, ni siquiera cuando operaron a su padre.

La Conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda ya ha anunciado que va a abrir una investigación para esclarecer lo ocurrido, un asunto del que ha tenido conocimiento este jueves a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00