Miércoles, 10 de Agosto de 2022

Otras localidades

El juez acusa de atentado contra la autoridad a los ultras de Blanquerna

El magistrado que investiga el asalto a la sede de la Generalitat en Madrid pregunta a las partes si debe abrir juicio oral contra los 15 acusados

El juez que investiga el asalto a la librería Blanquerna en Madrid en la Diada de 2013 ha preguntado a las partes si debe abrir juicio oral contra quince acusados, algunos miembros y dirigentes de diversos partidos de ultraderecha. Les atribuye varios delitos de atentado contra la autoridad, desórdenes públicos, daños y amenazas y apunta a que su objetivo era "la interrupción del acto y el ejercicio de una violencia moderada y controlada contra quienes se opusieran a su actuación".

La investigación del ataque a la librería Blanquerna en la Diada ha terminado, y el juez se prepara para sentar en el banquillo a los 15 ultras acusados de haber participado en los hechos. En su auto de transformación a procedimiento abreviado, el juez pregunta a la Fiscalía y a las partes si debe abrir juicio oral contra los acusados, y les atribuye hasta cinco delitos por estos hechos: atentado contra la autoridad, desórdenes públicos, daños, amenazas y varias faltas de lesiones. Entre los quince acusados contra los que podría abrirse juicio oral se encuentran varios dirigentes de formaciones de ultraderecha como Falange o Democracia Nacional.

Entre los motivos que esgrime el juez para dar este paso hacia la apertura de juicio oral, señala que "todos los imputados admitieron en sus declaraciones haber accedido al local en el que se desarrollaba el acto", añadiendo que es posible deducir que existió una organización previa: "Puesto que todos los testigos y víctimas manifiestan que los miembros del grupo actuaron al unísono, puede inferirse un concierto previo para ello". Destaca también que "los testigos manifiestan que el grupo abandonó el local de forma organizada, igual que había entrado y no consta que ninguno de sus miembros se desmarcase del grupo ante los actos violentos cometidos por algunos de sus integrantes".

Para el juez, por tanto, lo que intentaron hacer los acusados el pasado 11 de septiembre en la sede de la Generalitat en Madrid fue "la interrupción del acto y el ejercicio de una violencia moderada y controlada contra quienes se opusieran a su actuación".

También considera suficientemente probado que los asaltantes arrojaron gas pimienta contra los asistentes al acto. Durante la fase de instrucción, se ha tomado declaración a varios testigos que arrojaron datos sobre lo que sucedió el pasado 11 de septiembre en la calle Alcalá de Madrid: que alguno de los asaltantes fue días antes por la librería para "reconocer el terreno" y que gasearon a los asistentes. De la misma manera, varios de los acusados han reconocido ante el juez que existió una organización previa al asalto.

Sobreseimiento para cuatro acusados

En su auto, el juez también indica el sobreseimiento de la causa contra cuatro de los que hasta ahora eran acusados, por entender que no hay suficientes pruebas contra ellos. Explica el juez que aunque alguno de ellos reconoció haber acudido hasta la puerta de la sede de la Generalitat, no existen imágenes o testimonios que demuestres su presencia en el interior del edificio cuando se produjeron los altercados, recordando que "puesto que los hechos ilícitos se cometieron en el local, y no en la calle, no existe base suficiente para atribuirles participación en los delitos y faltas cometidos dentro".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?