Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Los trabajadores de Opel comienzan a votar el preacuerdo

El secretario general de la Federación del Metal, Construcción y Agro de UGT, José Juan Arcéiz, remarca que la negociación con el Grupo PSA no ha sido nada fácil pero garantiza que el Corsa se fabricará en 2019

Entrada de la factoría de Opel en Figueruelas / ()

Los trabajadores de la planta de Opel de Figueruelas inician este martes la votación del preacuerdo de convenio alcanzado este lunes entre la compañía y los sindicatos. Un documento que requiere esfuerzos para ambas partes, puesto que contempla ajustes laborales a cambio de asegurar la fabricación del nuevo Corsa a partir de noviembre de 2019. 

En octubre del año pasado los sindicatos ya alertaron de las pretensiones de PSA que incluían, según reconoce el secretario general de la Federación del Metal, Construcción y Agro de UGT, José Juan Arcéiz, un "catálogo de horrores" que se extendían mas allá de la planta de Figueruelas. "Por supuesto que el Corsa estará en Zaragoza pero no solo eso", ha dicho en La Rebotica, en Radio Zaragoza. En 2019, "también acaba la producción del Mokka y en ese momento tendremos hueco gracias a esas inversiones que se han conseguido [en esta negociación] para poder traer otro vehículo u otro modelo", ha añadido. 

Si finalmente es refrendado por los trabajadores, se asegura la llegada del Corsa y de otras inversiones que permitirán alcanzar los 478.000 vehículos recogidos en el plan industrial"No vamos a dejar de pelear para que así sea", ha remarcado Arcéiz. 

La negociación no ha sido nada fácil. "Si hoy siguiéramos hablando con General Motors, la credibilidad que tendrían las amenazas no sería la misma que la que estamos convencidos que tiene el grupo PSA". En Figueruelas "nos hemos resistido y hay que darle mucho valor a lo que se ha hecho por parte del comité de empresa y a lo que hemos conseguido en este preacuerdo". MIentras, desde la patronal de fabricantes de coches en España, ANFAC, su director de comunicación, Adolfo Randulfe, señala que la amenaza de PSA de llevarse la fabricación del Opel Corsa a otra planta no ha de ser visto como un chantaje.

Un preacuerdo en el que destaca también la labor del Gobierno de Aragón por conseguir sentar de nuevo en la mesa de negociación a la compañía. Y es que para lo bueno y para lo malo lo que se hace en Figueruelas afecta a toda la comunidad aragonesa, y con repercusión directa en las empresas auxiliares. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?