Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

Cuando la ciudad duerme

José Zaragoza, panadero

"Gracias a la radio se hace mucho más llevadera la jornada de trabajo"

José Zaragoza, panadero

Joaquín P. Reina (Cadena SER)

Son las ocho de la tarde. Llegan los primeros trabajadores del turno de noche al horno José Zaragoza e Hijos, ubicado en la partida Canastell, en la localidad alicantina de San Vicente del Raspeig. Hay que comenzar a amasar y a cocer el pan y la bollería para tenerlo todo listo a las dos de la madrugada, hora en la que comienza el primer reparto.

Aproximadamente doce personas, entre panaderos y repartidores trabajan en este horno en el turno de noche. Todos, excepto algún compañero musulmán que prefiere rezar, escuchan un transistor que, a pesar de su antigüedad, llega a todos los rincones de este enorme establecimiento.

José Zaragoza lleva 20 años trabajando como panadero. Comenzó muy joven, a los 13 años, y siempre ha estado acompañado de un transistor allí donde ha estado.

“La radio para mí significa todo porque estoy aquí en el horno trabajando, no tengo televisión ni otra forma de entretenimiento y con la radio se hace mucho más llevadera la jornada para mí y para el resto de compañeros que estamos en el turno de noche. Es como un amigo que te acompaña y te da conversación mientras realizas tu tarea”.

Y es que no solo se escucha la radio por la noche, los trabajadores que comienzan el turno de mañanas también tienen en ese transistor su fiel compañía. “Escuchamos en ocasiones música o programas de debate en los que se tratan temas de información general. En el horno y a esas horas del día tan solo puedes escuchar la radio y hablar con los compañeros. Nos gusta escuchar las noticias, pero lo que más solemos poner son emisoras musicales. Vamos cambiando según el día. Si hay algún programa interesante, sobre todo de humor, también nos gusta escucharlo. Es según el momento. Nos ponemos de acuerdo entre todos para elegir el programa o la emisora que vamos a escuchar por las noches” relata Zaragoza.

El de panadero artesanal es un oficio duro y en ocasiones monótono, ya que los procesos de elaboración siempre son los mismos.

“Las noches son muy pesadas, la verdad. Si no fuera por la radio estaríamos más amargados aún, son muy duras. Mi turno de trabajo varía entre las nueve y las diez horas, según el trabajo que tengamos. Normalmente, comienzo a las 10 de la noche hasta las 9 de la mañana. La radio nos sirve también para combatir el aburrimiento y el sueño, porque al trabajar de noche tenemos que dormir por el día y no es igual, ya que se descansa menos”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?