Política
Guerra civil española

Tras las huellas de Alex Bebler, el ministro brigadista

La sobrina del que fuera ministro de Finanzas en la republica ex yugoslava de Eslovenia y brigadista internacional en la Guerra Civil Española ha revivido este verano el paso de su tio por el frente de Quinto de Ebro y Belchite. Katarina y muchos familiares como ella acuden cada año a Aragón buscando la huella de los que lucharon por la Republica y en contra del fascismo

Tras las huellas de Alex Bebler, el ministro brigadista - A Vivir Aragón (29/07/2018)

Tras las huellas de Alex Bebler, el ministro brigadista - A Vivir Aragón (29/07/2018)

05:47

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/016RD010000000689739/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Zaragoza

No todos los viajes son sólo en el espacio. Algunos, como este, son sobre todo, en el tiempo. Katerina Bebler había oído muchas veces las historias de su tío Alex y no sólo le picaba la curiosidad, también la añoranza.

"Había escuchado mucho sobre la guerra civil en España, a la que mi tio Alex Bebler acudió para luchar por la Republica y en contra del fascismo. La experiencia le marcó para el resto de su vida". Así lo cuenta a Radio Zaragoza, sólo unos días después de haber visitado las localidades de Quinto de Ebro y Belchite y haber buscado, con la ayuda de Antonio Jardiel, documentalista que ha recopilado historias e imagenes de la contienda en esta zona de Aragón, las huellas de su pariente. Y las ha encontrado.

La loma de Cornero, en Quinto, en la actualidad / Katarina Bebler

"Katarina -explica Antonio- contactó conmigo a través de internet y me enseñó una foto de su tío en plena línea de batalla. Pensaban que era el Jarama, pero en cuanto lo ví, lo tuve claro. Era la loma del Cornero, en Quinto". Allí estaban detrás de la ametralladora, el esloveno Alex Bebler, con gafas y cigarro en la boca, acompañado por otros brigadistas, de la décimo quinta Brigada Internacional, que apoyaba en esta línea del frente al Ejército Republicano. Bebler fue comandante en esta brigada que luchó junto con los republicanos en la batalla del 24 de agosto de 1937. Fue herido y evacuado desde Quinto y su camino lo recreó Katarina, el pasado mes de julio, gracias a las indicaciones de Jardiel.

"Con sus recuerdos y testimonios volvimos a recorrer su trayecto". Bebler les contó que fue herido en una pierna por los disparados de una ametralladora y que fue bajando por unas escaleras hasta llegar a un estanco, donde se tapó la herida con paquetes de tabaco.  "Los llevé por esas calles, y es curioso porque vimos que diez metros antes del estanco estaba la torre de la iglesia donde sabemos que estaba la ametralladora que le disparó".

Katarina Bebler pudo recorrer las calles de Quinto y tomar fotografías que comparó con las que tiene el archivo de Jardiel, miles de imágenes que ha ido recopilando de la Guerra en los escenarios de Quinto y Belchite, localizaciones fundamentales en la contienda durante el 37 y el 38 cuando la guerra tenía en el Ebro su campo de operaciones.

El idealismo de los brigadistas

"Era una epoca de cambio y de mucho idealismo" explica Antonio Jardiel para contar que hasta de 70 países distintos llegaron jóvenes deseosos de defender los valores de la República y la democracia. "todos los brigadistas llegaban después a su casa con un sentimiento de aventura, habían confraternizado con los compañeros, se habían sentido libres y cuando volvieron contaron ese sentimiento romántico que les había quedado, sólo los buenos recuerdos".

Fue el caso de Alex Bebler, quien siempre -lo dice su sobrina- llevó a España en su memoria. Y eso, a pesar de que su curriculum añadió también otras guerras, como la segunda Guerra Mundial donde también participó en la lucha contra la ocupación nazi de Eslovenia. "El recordaba todos los detalles de la época española, mientras que nosotros -sus familiares- sólo podíamos intuir como eran esos lugares. Por eso, ha sido tan interesante poderlos visitar ahora e incluso descubrir el sitio exacto donde fue  herido y evacuado en Quinto". 

La emoción de Katarina la viven otros familiares que, como ella, acuden cada año a Belchite y a Quinto buscando la huella de sus parientes en la Guerra Civil. Jardiel se ha tropezado con muchos de ellos y a lo mejor por eso dice que "no le damos suficiente valor a lo que tenemos. Está poco explotado el  haber sido escenario de batallas como estas, hay que darle -asegura- más valor a la cultura y a la historia porque -añade- lo que pasa en las guerras de hoy, ya ha pasado aquí antes, hace 80 años".

Bebler murió en 1981 a los 74 años de edad. Llegó a ser ministro de Finanzas, hombre de confianza de Tito, delegado de Yugoslavia en Naciones Unidas y embajador de Yugoslavia. También fue el presdiente de la Asociación de Excombatientes yugoslavos en el Ejército Repúblicano Español durante la Guerra Civil. A él y su grupo, los medios políticos yugoslavos los conocían como "los españoles". La décimo quinta Brigada Internacional de la que fue comandante estaba formada por yugoslavos, británicos, estadounidenses, canadienses y franceses.

Su sobrina, Katarina Bebler, siempre recordará, después de este verano, su paso por Aragón.  

Más información

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad