Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

En defensa de la calidad de la miel española

Apicultores de la provincia se concentran en la capital para pedir un mayor control de las importaciones y una mayor apuesta por el producto de nuestro país

Concentración de apicultores jiennenses en Jaén capital. /

El sector de la apicultura se ha movilizado este martes en 18 capitales de provincia de España, entre ellas Jaén, para reclamar a los grandes compradores un mayor control de las importaciones de miel y al Ministerio de Agricultura un etiquetado que obligue a detallar el país de origen de la misma. Además, han denunciado los abusos que consideran provoca la industria envasadora a productores y consumidores. 

La protesta la ha liderado en la capital la organización agraria COAG bajo el lema: "En defensa de la miel española, por un sector apícola rentable y sostenible" y ha tenido lugar frente a una importante superficie comercial en la avenida de Madrid, donde se han concentrado y han repartido folletos una veintena de los más de 200 productores de miel de la provincia que se encargan cada año de producir de media alrededor de medio millón de toneladas de miel entre las casi 40.000 colmenas repartidas por toda la provincia. 

Los productores defienden que en España se produce una de las mejores mieles del mundo pero la industria envasadora ha dejado de comprarla porque prefiere abastecerse de importaciones de baja calidad de terceros países. "La situación de los apicultores a nivel estatal es que la miel está en un 70% en los almacenes y no se ha vendido este año. Los grandes operadores están comprando unas 32.000 toneladas fuera de España a unos precios de risa", ha criticado Tomás Torralba, responsable del sector apícola de COAG en la provincia. 

Ni para gasolina

La situación ha provocado que algunos apicultores no tengan ya en la provincia ni para pagar la gasolina que utilizan para desplazarse a sus colmenas. Por eso, entre sus peticiones, reclaman un mayor control de las importaciones de baja calidad, especialmente de la miel procedente de China o Vietnam que se vende más de un euro por debajo de la española, y que el producto final tenga un etiquetado más transparente que obligue a detallar el país de origen. 

Los apicultores confían en que esta protesta tenga el mismo efecto positivo que han conseguido con las manifestaciones públicas en las que pedían al Gobierno incluir en el etiquetado el origen de la miel, una medida que próximamente se va a llevar a cabo ya que cuenta desde hace un tiempo con el compromiso del Ministerio de Agricultura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?