Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Palau Valencia

El Palau de la Música afrontará en agosto la substitución de las conchas acústicas afectadas por la lluvia

Para garantizar la seguridad se han colocado anclajes y redes recubiertas con telas especiales para no perder el buen sonido de la sala Iturbi

Sala Iturbi del Palau de la Música

Sala Iturbi del Palau de la Música / Palau de la Música

Las exaltaciones de las Falleras Mayores de Valencia de 2019 son los primeros eventos multitudinarios que la sala Iturbi del Palau de la Música acoge desde que se desprendiese una parte de la cubierta acústica de los laterales. Unos desperfectos que el Palau tratará de reparar en verano, cuando no haya programación.

Como les avanzó la SER, las lluvias torrenciales de noviembre agravaron las filtraciones de agua a través de la canaleta de la bóveda del edificio que ya se habían producido el mes anterior y a las que todavía no se había conseguido poner solución.

Como consecuencia, una de las conchas acústicas, unas láminas de madera que mejoran el sonido del auditorio, se desprendió del techo por sorpresa mientras los técnicos de mantenimiento la inspeccionaban. Ese incidente obligó a cerrar la sala más grande del complejo durante un fin de semana. En un primer momento, incluso, se temió que hubiera daños estructurales, algo que se ha descartado tras los últimos informes técnicos.

El director del Palau, Vicente Ros, explica a esta emisora que para sustituir las lamas afectadas hay que ocupar parte del patio de butacas para colocar andamios, por lo que el mes de agosto se plantea como la mejor opción para llevar a cabo esta actuación y no afectar a una programación, que califica como muy potente. Además, se está elaborando un documento que recoja todas las deficiencias que presenta el complejo.

Para comprobar la estabilidad de las conchas acústicas se han colocado redes y anclajes que impedirían situaciones de inseguridad en el caso de que otra de estas placas se desprendiera. Además, las redes se han recubierto de una tela de transparencia, para que no se pierda un ápice de la buena acústica del auditorio. Algo fundamenta, según Ros, porque es uno de los factores por el que la sala está considerada una de las mejores del mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?