Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El alcalde culpa del derrumbe al dueño de la casa

Este jueves han comenzado las obras de desescombro del edificio encargadas por el propietario

Dos operarios trabajan en el desescombro interno del edificio que se derrumbó parcialmente el pasado miércoles. /

La polémica en torno al derrumbe parcial de un edificio que se encontraba en mal estado en la calle Elvín de la capital continúa 24 horas después del suceso en el que, afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales pero si numerosos materiales. Además, los vecinos de esta vía, que solo tiene una entrada y salida, se quedaron atrapados durante más de siete horas aunque una mujer fue denunciada por la Policía Local por "desobediencia a la autoridad" al salir por encima de los escombros para ir a trabajar.

Este mediodía se ha instalado un andamio, previo encargo del propietario, para comenzar la retirada de los escombros del inmueble. Tres personas se encargan de estas tareas cuyo objetivo es retirar todo el material que se quedó dentro de la estructura del mismo. En principio, no se contempla tirar abajo todo la casa y la actuación se limitará a limpiar el interior.

Críticas del alcalde

El alcalde de Jaén, Javier Márquez, ha criticado duramente la actitud del propietario diciendo que el primer obligado en mantener un edificio es el dueño. Márquez ha asegurado que "aquí gusta mucho echar la culpa hasta el obispo si es preciso pero no se le echa la culpa a quien tiene que mantener esa vivienda". Dice que el consistorio nunca recupera el dinero que conllevan estas actuaciones de reforma y asegura, con cierta sorna, que habría que "subir los impuestos a todo el mundo, cuatro o cinco veces y tenemos dinero para todo".

El regidor explica que cuando las administraciones actúan de manera subsidiaria, lo tienen muy difícil para recuperar el dinero invertido, ya sea "porque sus propietarios a lo mejor están fallecidos, no existen unas herencias claras, no sé sabe quienes son los dueños, los propietarios se desentienden de esos inmuebles y están plagados de embargos". 

Por todo ello, asegura, que no se puede obligar a nadie a vivir en el casco antiguo, "si un señor prefiere vivir en Fuentezuelas o en el Bulevar, nadie tiene la culpa". Todo parece indicar que los enormes problemas que sufre el casco antiguo están muy lejos todavía de su solución.

El mal estado de numerosos inmuebles y las infraviviendas están repartidas por numerosas zonas del casco antiguo. Desde finales de febrero de 2018, ha habido varios derrumbes, el primero tuvo lugar en la calle Vicario, seguido de otro edificio en la calle Alegría que obligó al cierre de la vía así como otro que tuvo lugar en la calle Santiago, junto a la plaza del mismo nombre. Esta fatídica lista se completa, por el momento, con otro caso que ocurrió en la calle Subida al Tiro Nacional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?