Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

"Tenemos que tomarnos vacaciones de nosotros mismos"

Fernando Álvarez, coach, recomienda poner límites en el trabajo y en el descanso

Fernando Álvarez, coach, explica cómo poner límites al trabajo, pero también al descanso. /

Pasamos demasiadas horas en el trabajo. Es uno de los grandes problemas que tenemos hoy en día, aunque según indica Fernando Álvarez, coach y entrenador emocional (www.desdelatrinchera.com) , el estar más tiempo en nuestro lugar de trabajo no es siempre es signo de eficacia, muy al contrario, “porque llega un momento en que no sólo no somos productivos, sino que además nos quemamos”.

La solución es poner límites. Tenemos que ser conscientes de cuándo nos saturamos y poner límites de horas. “Ha podido ser una mañana muy intensa y ya tu mente no da para más, así que te puedes ir antes y al día siguiente llegar antes, por ejemplo”. Álvarez es consciente de que a veces hacer esto no es tan fácil, por eso también apuesta por reorganizar el trabajo para sacar antes lo más delicado o también hablar con el jefe para intentar tener esa flexibilidad. “A veces es suficiente con darte un respiro y bajar unos minutos a la calle o cambiar la posición. Hay trabajos en los que, por ejemplo, se puede optar por trabajar de pie, en mesas altas y así cambiar de postura”. Eso nos puede ayudar a despejar la mente o descansar nuestro cuerpo.

Y todo esto nos lleva la necesidad, en determinados momentos, de tomarnos vacaciones de nosotros mismos. “Terminas muy tarde, te vas a casa y sigues con el problema que tenías, en ese punto debes tomarte vacaciones de ti mismo, pensando en otras cosa”. Para evitar estas situaciones recomienda apuntar antes de ir a casa lo que dejamos pendiente de cara al día siguiente, para no llevárnoslo con nosotros.“Escribir siempre nos ayuda para no saturarnos. Además, si está en la cabeza no resolvemos nada, vamos de un tema a otro, pero el hecho de plasmarlo en el papel nos ayuda a vaciar la cabeza y da seguridad de que no se va a olvidar”.

Pero Álvarez aconseja también poner límites al trabajo y al descanso. Ambas cosas son un “matrimonio de conveniencia, porque un exceso de uno o de otro, puede ser un problema”. Y es que como decía Groucho Marx “el problema de no hacer nada es que nunca sabes cuando has terminado”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?