Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Gancedo llevará el Capricho al paladar del mercado europeo y estadounidense

La bodega volvió a concitar a una importante representación de la sociedad berciana en la puesta de largo de la añada de sus Godello y Rosado

Puesta de largo del Capricho /

"Fresco, fácil de beber, con un poco de azúcar residual y largo", este es el perfil que se ha conseguido en cada una de las casi 60.000 botellas del Godello  y Rosado que la firma Gancedo pondrá en el mercado bajo la etiqueta "Capricho" con la añada 2018 a cuya puesta de largo ha acudido una amplia representación del mundo vitivinícola y de la sociedad berciana, en lo que la bodega, asentada en Quilós, ha conseguido transformar en una "esperada presentación" por la "mimada y excelente atención" que se presta al evento.

 

Viticultura Radiobierzo (José Cereijo, gerente de las bodegas; Nacho Álvarez, enólogo; Álvaro Álvarez de Licores Álvarez; Evaristo Rodríguez, gerente de Abadía da Cova; Mark Tarriga, comercial)

El enólogo Nacho Álvarez, ha cogido las riendas de este proyecto con el objetivo de superar en un 30% el nivel de exportación de años anteriores, "con lo que se llegaría al 50% de la venta en el mercado exterior", indica. "Si antes el 80% se vendía en el territorio nacional, ahora queremos dar el salto a Estados Unidos y a Europa con un aumento en las ventas que dejaría a la mitad exportaciones y ventas nacionales", añade Álvarez, quien además, considera que esa cifra deberá de subir cada año para demostrar que "sigues evolucionando".

Su entrada en la preparación de los caldos ha permitido crear un blanco con uva congelada a -4ºC  para contener el azúcar y darle un carácter más fresco; mientras que el rosado obtiene su color deseado gracias al sangrado de las uvas sin prensado y fermentado en acero inoxidable con lías durante tres meses. El resultado... unas 6.500 botellas de Rosado de Capricho y cerca de 50.000 botellas de Godello Capricho", que desde que salen están vendidas, según apunta el propio enólogo.

Gran parte de las 60 hectáreas de terreno que tiene la bodega se dedican al godello con el que se produce el Capricho, con cepas que van desde los 16 años hasta los 30 años y en las que se garantiza la calidad de los 300.000 kilos de uva.

"Lo que defendemos es una uva cien por cien de la bodega, es decir, seleccionada, vendimiada y tratada con el mejor mimo, porque si el 80% de la uva es buena, lo único que tiene que hacer el enólogo es encauzar el proceso para que el producto sea excelente", expone Álvarez.

A partir de ahí, lo que hay que tener en cuenta es intentar crecer cada año un poco más, "pero sin masificar el mercado porque eso sería un fracaso y sin incomodar a los clientes que a veces es bueno que sientan que deben esperar por un buen vino". Lo que tienen que tener claro, concluye Álvarez, es que los propietarios de Gancedo están dispuestos a invertir para elevar cada año un techo de ventas que le permitan a usted saborear un Capricho.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?