Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Un informe policial contradice la versión de Ciudadanos sobre lo sucedido en el Orgullo

La policía niega que se produjeran agresiones físicas y, además, asegura que el partido no siguió en ningún momento las instrucciones ni los consejos de la policía

Ignacio Aguado, Inés Arrimadas y otros miembros de Ciudadanos en la manifestación estatal del Orgullo LGTBI en Madrid, desde Atocha hasta Colón / ()

Un informe policial, al que ha tenido acceso la Cadena SER, contradice la versión de Ciudadanos de lo que sucedió el pasado sábado durante la marcha del Orgullo en Madrid. La candidata naranja Begoña Villacís aseguró en Televisión Española que los miembros de su partido sintieron miedo y que había pocos policías protegiendo a la comitiva naranja. “Había pocos policías, que eran municipales, la Policía Nacional tardó muchísimo tiempo en llegar, podía haber pasado cualquier cosa”, aseguró Villacís.

Este martes la Policía Nacional ha realizado un informe, que ha accedido la SER, donde dan detalles de lo sucedido el sábado. La policía niega que se produjeran agresiones físicas y, además, asegura que el partido no siguió en ningún momento las instrucciones ni los consejos de la policía.

El relato de la Jefatura Superior de Policía de Madrid es muy diferente al de Begoña Villacís. Para empezar, dice que no es cierto que tardasen en llegar: que de hecho los naranjas estuvieron en todo momento acompañados por una veintena de agentes de paisano de la brigada de Policía Judicial, y que fueron los propios políticos los que pidieron protección a la Policía Nacional el sábado por la mañana para asistir a la manifestación, cuando solicitaron a los agentes les crearan un cordón dentro de la marcha, algo a lo que los agentes se negaron.

Pero la comitiva de Cs no estuvo sola en ningún momento. Un inspector y varios policías los acompañaron camuflados en la movilización y al encontrarse con los manifestantes que intentaron cortarles el paso, los policías propusieron a los naranjas desviarse a un lateral de la calle, pero dijeron que no. El informe habla de hasta dos ocasiones en las Ciudadanos no hizo caso a las recomendaciones de la policía de abandonar la marcha, y que no hubo agresiones, solo insultos, lanzamientos de agua y una botella vacía que no le dio a nadie. Finalmente, la comitiva liderada por Inés Arrimadas accedió a abandonar la marcha.

La Policía Nacional asegura que a las 10 de la noche, cuando la policía municipal hizo un cordón de protección alrededor de algunos concejales, la Policía Nacional ya tenía una veintena de agentes sobre el terreno para actuar ante cualquier agresión directa, agresión que no llegó a producirse. Y cuando los naranjas quisieron irse, a las 10 y media hizo falta una intervención policial mínima porque solo unos pocos manifestantes los increparon sin que hubiera en ningún momento contacto físico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?