Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Keane, cómo hemos cambiado

Uno de los grupos británicos que más expectativas generó a principios de siglo regresa tras varios años de silencio discográfico

Los Keane han regresado tras unos años de separación temporal /

Han pasado casi siete años desde el último disco de la banda británica Keane, el grupo sin guitarra y que estaba llamado a continuar con esa ola de rock británico que ha resurgido en el nuevo milenio. Sin embargo mucho ha durado la pausa y temporal separación que ahora dan por concluida con ‘Cause and Effect’, nuevo trabajo presentado por temas como ‘Love too much’. El viaje del grupo nos remonta a los albores del nuevo milenio.

Decíamos que Keane no tiene guitarrista, pero eso no siempre ha sido así. De hecho uno de sus miembros originales era el encargado de las seis cuerdas y participó en la grabación ‘artesanal’, a mano y con apenas unas decenas de copias, de su primer single, ‘Call me what you like’, en el año 2000. Un año después abandonaba la banda pero el resto seguía trabajando hasta firmar su primer contrato y publicar su primer disco, ‘Hopes and fears’.

Ya con el respaldo promocional de una discográfica, la banda alcanzó las cotas más altas con su primer single, ‘Everybody’s changing’, publicado en el año 2003 y que agitó el panorama británico. Al año siguiente salía ya oficialmente publicado ese primer trabajo que incluía otros grandes temas como ‘Somewhere only we know’ o 'This is the last time'.

Pero a pesar del gran éxito de este disco y las giras mundiales que cosecharon, el grupo no acabó de liderar ese nuevo movimiento musical en las islas y quedaron un escalón por debajo de otros conjuntos como los Coldplay, Muse o incluso Arctic Monkeys. De hechos sus temas nunca han liderado una importante lista de éxitos. Pero han seguido rondando puestos altos, como ya ocurrió con su segundo disco, ‘Under the iron sea’, de 2006, y ‘Is it any wonder?’.

Ahora parecía que, tras la explosión inicial, Keane había encontrado su sitio con unos seguidores fieles y una garantía de calidad en sus trabajos, con muy buenos temas. Dos años después del segundo llegó el tercer álbum, ‘Perfect symmetry’, que se presentaba con un single homónimo.

La banda estaba llegando a su primera década de vida y las giras empezaban a ser agotadoras. En lugar de publicar un disco a los dos años, en 2010, cuando según el calendario discográfico tocaba dejarse oír, decidieron sacar un EP. Pero a lo tonto les salieron ocho temas, así que ‘Night train’ se considera a todos los efectos un disco más, el cuarto del grupo, presentado por la brillante ‘Stop for a minute’ junto al rapero mitad somalí mitad canadiense K'naan.

La vida seguía igual en el universo Keane y lo cierto es que muchos temas empezaban a parecerse sospechosamente entre sí y la mayoría podrían tener encaje en uno u otro disco indistintamente. En cualquier caso llegaba en 2012 un nuevo trabajo, ‘Strangeland’, presentado por otra canción correcta pero que tampoco iba más allá como ‘Silenced by the night’.

Tras este trabajo el grupo decidió que era el momento de publicar un grandes éxitos acompañado por algún tema inédito, pero también acordaron darse un respiro y separarse momentáneamente. Nunca dijeron que fuera definitivo y de hecho a lo largo de los años se han reunido esporádicamente. Pero hasta ahora no han vuelto a publicar un disco de estudio. Nos despedimos con uno de esos encuentros que sirvió además para la banda sonora de ‘Un monstruo viene a verme’, de Bayona, con el tema ‘Tear up this town’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?