Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

El pescaíto frito de la Bella Easo

Dos jerezanos triunfan en el barrio donostiarra del Antiguo con un bar restaurante que rezuma Cádiz por los cuatro costados

Interior de El pescaíto de la Bahía de Cádiz, en San Sebastián /

Hasta no hace mucho, salir de pintxos en San Sebastián y disfrutar de un pescaíto frito, un atún de almadraba de Barbate a la plancha, unas albóndigas de chocos y gambas al jerez, una carrillá en salsa o unas garbanzos con pringá era poco menos que un imposible. Los donostiarras, tan amantes de todo lo del sur, como lo demuestra cada año la cantidad de ellos que pasan sus vacaciones en nuestras costas, tenían que esperar al verano para reencontrarse con nuestra personalísima forma de disfrutar de la cocina.

Así fue hasta que a mediados de 2012 abría sus puertas Arrikitaun, una típica taberna andaluza en el barrio de Igara. Animados por el éxito de sus colegas, dos años después se inauguraba El pescaíto de la Bahía de Cádiz. Tres socios, dos de ellos jerezanos, Iñigo Olmedo y Miguel Ángel García, invertían en un local en el barrio de Guía, donde el viejo e inolvidable estadio de Atocha, y un año después se mudaban a su actual emplazamiento en el barrio del Antiguo.

El pulpo a la gaditana de El pescaíto de la Bahía de Cádiz, en San Sebastián / Cadena SER

Iñigo nació en Jerez, estudió en la Escuela de Hostelería de Cádiz y se marchó a San Sebastián a hacer prácticas en El Kursaal, con Martín Berasategui. Era el año 2005 y tiempo después la operación de regreso a casa se complicó. No sólo porque le hicieron su primer contrato, sino porque se echó novia y ya se sabe...

Ahora Iñigo Olmedo es un donostiarra más que conserva de Jerez el acento y su xerecismo, que comparte al 50% con el equipo txuri urdin. De hecho, los futbolistas de la Real son algunos de sus mejores clientes. El blanco y el azul que predomina en la decoración del bar restaurante se puede interpretar por tanto de cualquier forma.

Pizarra con tapas y raciones de platos típicos de la provincia / Cadena SER

Aunque se hizo cocinero en el norte, el tipo de cocina de su negocio le ha permitido volver a sus raíces, hacer cosas nuevas y enseñar qué es Cádiz. Todas las semanas recibe de un proveedor de Bonanza acedías, langostinos y chocos con los que deleita a su clientela. El negocio cuenta con una gran terraza con diez mesas y otra docena más en el comedor principal, además de una amplia zona de barra.

La estrella de la casa es el pulpo a la gaditana. Una versión muy de aquí del pulpo a la gallega, "con la diferencia de que en vez de poner cachelos son papas aliñás y un refrito casero con ajito, aceite de oliva, pimentón picante y dulce, fumé de pescado y un chorrito de limón. Después de emulsionarlo todo lo echamos por encima".

Tataki de atún de almadraba / Cadena SER

Otro de los platos solicitados es el atún encebollado, "pero nosotros lo hacemos con la cebolla caramelizada con oloroso, marcamos los dados de atún y los salteamos con oloroso, fumé y peregil, así queda más jugoso".

La carta la completan sesenta platos más que se pueden degustar en un local ambientado con motivos de la tierra, como un mural explicando el arte del ronqueo del atún, un graffiti del Circuito, detalles marineros y botas de vino.

Iñigo Olmedo, en Radio Jerez con la bufanda del Xerez Deportivo FC / Cadena SER

Este jueves, aprovechando una visita a su ciudad natal, ha pasado por los micrófonos de Abocallena, el espacio enogastronómico en el Hoy por Hoy de Radio Jerez.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?