Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Vota por el dragón como mejor postre navideño de España

Se trata de un dulce que se elabora en Pontevedra desde hace más de un siglo. Es típico para las sobremesas de Nochebuena y Navidad

La Cadena SER pone en marcha un concurso para votar por el mejor postre navideño de España y esta es la propuesta pontevedresa

La historia nos remite a 1886, cuando se fundó la confitería más antigua de Pontevedra, Los Castellanos. Hoy en día ya no existe, pero dejó su legado en forma de postre navideño. Desde esa época, el culebrón se ha convertido en el postre más tradicional en las sobremesas de Nochebuena y Navidad de Pontevedra. Y decimos culebrón, dragón, serpiente o bicho porque son los nombres que se le atribuyen de manera popular.

Los ingredientes principales de este postre son: bizcocho, almendra, yema de huevo y tocinillo. Después, cada confitería añade su toque personal y secreto que marca la diferencia y los matices entre unos dragones y otros, de ahí que la categoría de este dulce oscile entre el mazapán y el bizcocho.

La tradición dice que el momento de degustar este postre navideño en familia es en la sobremesa del 24 de diciembre, en Nochebuena, y como ya se sabe que siempre se compra comida de más, es probable que sobre un poquito para amenizar el postre en el día de Navidad. No obstante, las confiterías de Pontevedra lo ponen a disposición de sus clientes unos días antes.

Confitería Capri / Cadena Ser

En Pontevedra son varias las pastelerías y confiterías que se animan a realizar este manjar, aunque las más tradicionales son Capri, Solla y Landín, cada una con sus matices y clientes, con un denominador común además de los ingredientes: el culebrón, dragón o bicho forma parte de la decoración de cada establecimiento, ya que debido a su extensa longitud, suele ocupar desde el escaparate hasta los fogones. También las infinitas colas de clientes en vísperas de las fechas señaladas para comprar un trozo de dragón.

En Capri, su maestro pastelero Miguel Ángel Calviño, nos cuenta que lleva desde el 1977 haciendo este postre, pero que la pastelería lo elabora desde su apertura en 1965. Su longitud es de, aproximadamente, 33 metros y pesa casi 500 kilos. su precio oscila entre los 35 y 40 euros por Kilo. Señala que necesitan tiempo para elaborarlo, por eso empiezan a confeccionarlo unos doce días antes de ponerlo a la venta, sobre el 19 de diciembre. "Mucho esfuerzo pero gran satisfacción hacer este postre en Navidad" señala Calviño.

Confitería Landín lo denomina culebrón, la base es la almendra Marcona S/16, en su caso elaboran unos 100 kilos de 20 metros de longitud. En su pastelería lo realizan desde hace 16 años, cuando abrieron el negocio. Fernando Landín, su dueño, nos recuerda que trabajó en la emblemática confitería Los Castellanos, la más antigua de Pontevedra. También lo ponen a la venta al público el 20 de diciembre. El precio en este caso son 35 euros el kilo, debido al elevado precio de la almendra y su laboriosa realización. Dice que tienen clientes de Vigo, Madrid y Barcelona.

No hay rivalidad entre confiterías, pero cada una aporta su distintivo, en forma de ingrediente o decoración estética. Eso sí, comparten anécdotas a lo largo de sus historias particulares como algún que otro dragón quemado, precipitado desde las alturas de los escaparates o incluso en Capri recuerdan un conato de incendio en una ocasión que casi les deja sin su bicho, por suerte, sin graves consecuencias.

Ahora les pedimos su voto, para que este postre tradicional navideño que nos caracteriza se lleve el premio al mejor postre de España, compitiendo con el resto de provincias del País. Aquí podréis votar por Pontevedra.


Posibles orígenes del dragón o serpiente dulce

El 21 de diciembre tiene lugar el solsticio de invierno. A partir de esta fecha, las noches empiezan a ser más cortas y los días más largos. Por esto, desde tiempos remotos, se asoció este día con el Sol, símbolo de nacimiento, y opuesto a la serpiente, símbolo de la muerte y que componen el eterno ciclo anual de la vida.

Los estudios constatan que existe un denominador común en todas las culturas, y tradiciones que hablan sobre dragones y serpientes: siempre son derrotadas por el fuego o por divinidades solares. El Sol, representa así al Bien y los dragones y serpientes representan el mal y la muerte. Es muy probable que el dulce esté relacionado con esta visión cíclica de la vida y la muerte.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?